November 26, 2021

Bono llega a los 60 como el segundo rockero más rico del mundo

Bono, el vocalista de U2, cumplió 60 años con una fortuna que le permite llevar una vida llena de lujos, como es de esperarse al hablar del segundo rockero más rico del mundo.

Y es que de acuerdo con el ranking de Forbes, de los músicos con más dinero, el cantante irlandés se posiciona solamente por detrás de Paul McCartney, en lo que se refiere al género rock, con una fortuna estimada en 700 millones de dólares.

Su carrera como músico lo proyectó a la fama y lo hizo acreedor
a múltiples premios, entre ellos, 22 Grammys, pero ha sido su visión como empresario,
más allá del espectáculo, la que ha acrecentado su patrimonio.

Aunque indiscutiblemente su labor como activista ha
terminado dándole una influencia y poder que pocos logran acuñar.

Filántropo y amante del lujo, paladín de las buenas causas o
narcicista incapaz de ayudar, leyenda en activo o músico venido a menos, las
contradicciones giran en torno a Bono quien ha ganado tanta antipatía como
afectos a lo largo de su historia como figura pública.

Lo cierto es que a nadie le es indiferente y por eso en Robb
Report, a seis décadas de su nacimiento, hacemos un recuento de la buena vida
que se ha dado, que aún se puede dar.

Los lujos de Bono, el vocalista de U2

Por varios años, la banda de Bono, U2, ha encabezado las
listas de los músicos mejor pagados del mundo, generando algunas de las giras más
taquilleras de la historia, como fue el caso de U2 360 ° de 2011.

Sin embargo, su riqueza no ha sido resultado únicamente de su capacidad para escribir canciones y cantar, sino también de su atinada visión para los negocios.

Por ejemplo, algo que pocos saben es que Bono es poseedor de acciones de Facebook, a través de la firma de capital de riesgo Elevation Partners.

Un negocio que le ha resultado bastante lucrativo y le deja
muy buenos ingresos.

Las casas de Bono

Según lo han reportado diversos medios especializados, Bono
cuenta con espectaculares bienes raíces, desde un apartamento que perteneció a
Steve Jobs en Nueva York (valuado en 15 mdd) hasta una ensoñadora casa en la
playa, en Francia.

Y no podía faltar una casa rural de descanso en Kilney, en su natal Dublín.

Un Tesla Roadster entre sus vehículos

Ciertamente Bono muestra una gran afinidad por los vehículos de lujo. Y dentro de su colección, no podía no aparecer un modelo ecológico como el Tesla Roadster.

Bono

Valorado en más de 100 mil dólares, el impresionante automóvil
de la compañía de Elon Musk suscribe el mensaje ambientalista del músico con
mucho, mucho glamur.

Pero eso no es todo, el activista irlandés sucumbió alguna vez ante la belleza de un Maserati Quattroporte.

Bono

Esta impresionante máquina alcanza velocidades máximas de 270
kilómetros por hora y puede ir de cero a 100 en 5.6 segundos.

Mercedes-Benz y Volkswagen también figuraron en la colección con la que cierra con broche de oro una portentosa Ducati 916, la motocicleta de bono que alcanza una velocidad superior a los 250 kilómetros por hora.

Los Rolex del vocalista de U2

Bono

Rolex es una marca que ha conquistado a diveras celebridades, entre ellas, por supuesto a Bono, a quien se la ha visto con piezas como el stainless Rolex Datejust, el Rolex President o el platinum Rolex Day-Date.

Las gafas de Bono, un lujo necesario

Diversos medios del espectáculo han reportado que el cantante irlandés sufre de ojos sensibles, lo que lo obliga a llevar consigo siempre unas gafas.

Bono

Necesidad que es atendida con todo lujo por Bono, quien entre
su colección cuenta con modelos de Emporio Armani y Bvlgari, entre otras firmas
de alta gama.

El yate privado de Bono

No podía falta un yate entre las propiedades del segundo rockstar más rico del mundo. Y en su momento Bono reportó ser el dueño de un hermoso velero de tamaño mediano llamado The Cyan.

Bono

Con 140 pies de largo y un valor superior a los 25 millones
de dólares, la embarcación presenta seis cabinas y tiene capacidad para 12
invitados.

Filantropía de Bono

Aunque muchos no creen en una genuina labor filantrópica de Bono, es innegable el capital político con el que cuenta el artista que ha estado sentado a lado de las principales autoridades políticas y religiosas del mundo y ha sido nominado en varias ocasiones al Premio Nobel de la Paz.

La más reciente obra de filantropía tiene que ver con los 10 millones de euros que, como banda, donó U2 para combatir al coronavirus en Irlanda.