November 26, 2021

Câmara cierra parques con 146 plazas de aparcamiento en el distrito de Graça

A las puertas de Largo da Graça, un conductor se detiene en medio de la carretera y pregunta, asombrado, a dos empleados de EMEL por qué el aparcamiento está bloqueado. La respuesta es encogerse de hombros: no lo saben, solo saben que está cerrado. La mirada de asombro y fastidio del conductor está justificada: previsiblemente, le espera un largo recorrido por el barrio antes de que logre aparcar.

El pasado lunes, EMEL cerró la plaza de aparcamiento con 69 plazas en la parte alta de la Rua Damasceno Monteiro, junto al Largo da Graça, que estaba destinada al uso público durante el día y a los residentes por la noche. Es el segundo en el espacio de unos meses, en la misma ubicación: en julio, otro parque ubicado directamente en la calle, con 77 plazas, también había sido cerrado. En total son 146 plazas que desaparecen en una zona de la ciudad con dificultades crónicas de aparcamiento. Los parques ahora serán completamente desmantelados e integrados en las obras de conversión del antiguo Convento da Graça, que se transformará en un hotel de cinco estrellas.

No hay información en el sitio que explique el cierre. A DN, EMEL explica que la cesión de esos dos espacios la hizo el Ayuntamiento de Lisboa y que, desde un principio, se esperaba que esta fuera una solución temporal: “Ya se acordó que sería provisional. Ahora teníamos que salir y entregar el espacio “.

Información que no se ha dado públicamente. Cuando se inauguraron los dos parques, en 2017 -en uno de los casos con la presencia del alcalde y el presidente del consejo parroquial- nunca se dijo que no fueran definitivos. Fernando Medina luego destacó la compromiso del consejo para mejorar el estacionamiento en la parroquia de São Vicente, una “apuesta de fondo” del municipio, en un momento en que las obras de recalificación de Largo da Graça eliminaron decenas de plazas de aparcamiento, sustituidas por zonas peatonales. Los dos parques se presentaron luego como una solución alternativa.

Según el Ayuntamiento de Lisboa, el “terreno en cuestión es propiedad del Estado” y “en el momento de su creación se acordó que serían transferidos al municipio para la instalación de aparcamientos temporales hasta la concesión del Convento da Graça”. en el ámbito del Programa REVIVE (iniciado por el gobierno que lanzó una licitación pública para esta concesión) “.

Como es necesario que el concesionario inicie las obras de rehabilitación del antiguo convento, con adecuación a un hotel, el municipio está obligado a devolver el terreno desocupado “, agrega el municipio, subrayando que el concesionario tiene la” obligación contractual “, asumida” en el marco del concurso público “de concesión, de construir un” auto silo de 300 plazas “, lo que” redundará en un aumento “. comparado con los números No se da fecha para este nuevo estacionamiento La DN también intentó, desde principios de semana, contactar con la presidenta del Consejo Parroquial de São Vicente, Natalina Moura, quien no estaba disponible.

.