November 26, 2021

En Nigeria, la nueva ley del petróleo genera tensiones en el delta del Níger

Para mantenerse al día con las noticias africanas, suscríbase al boletín de noticias “Monde Afrique” desde este enlace. Todos los sábados a las 6 de la mañana, encuentre una semana de actualidad y debates tratados por la redacción de “Monde Afrique”.

Un agricultor camina sobre la orilla pantanosa de un río contaminado por derrames de petróleo en B-Dere, país Ogoni del estado de Rivers, 23 de agosto de 2021.

Contaminación, pobreza, abandono. Se necesitará más que una ley para curar las tres grandes heridas del Delta del Níger. Promulgado a mediados de agosto, el texto que supuestamente regularía el sector petrolero en Nigeria y distribuiría mejor la riqueza extraída del oro negro en el principal productor de África ha decepcionado a las comunidades locales.

Muchos residentes han perdido sus medios de vida agrícolas y pesqueros debido a las sucesivas contaminaciones de los derrames de petróleo. Exigieron que las petroleras les paguen el 10% de sus costos operativos por “Compensación justa”. Pero solo el 3% finalmente se reservará para las comunidades locales, de acuerdo con la ley.

Leer también Nigeria adopta reforma petrolera con casi quince años de retraso

“¿Cómo puede el 3% limpiar fugas, proporcionar agua potable, carreteras, hospitales y puestos de trabajo en las comunidades petroleras?” “, indignado Nwale Nchimaonwi, uno de los líderes del Movimiento para la Supervivencia del Pueblo Ogoni (Mosop), frente a su casa en Ejamah-Ebubu.

El delta del Níger ha sido escenario de graves disturbios durante años, con grupos armados rompiendo oleoductos para saquear petróleo crudo, provocando desastres ecológicos y aumentando los secuestros para pedir rescate. La producción de Nigeria, miembro del cartel de la OPEP, había disminuido considerablemente hasta una amnistía en 2009, que restauró una apariencia de calma.

Ataques a instalaciones petroleras

Pero las tensiones resurgieron en 2016 con nuevos ataques a las instalaciones petroleras, ya que las comunidades locales demandaron a las compañías petroleras extranjeras para obtener una compensación.

La comunidad Ogoni de Ebubu ganó recientemente 111 millones de dólares (unos 93 millones de euros) en compensación de Shell por un derrame de 1970 que contaminó más de 225 hectáreas de tierras agrícolas y aguas con peces. La compañía, que niega cualquier responsabilidad, dice que las filtraciones tuvieron lugar durante la guerra civil de 1967-1970 en Nigeria.

Leer también Nigeria en busca de millones de euros que faltan en el sector petrolero

En Ejamah, solo una de las cuatro aldeas de Ebubu, Shell operaba anteriormente 57 pozos de petróleo, antes de que el gigante angloholandés se viera obligado a retirarse en 1993 debido a los disturbios de seguridad. Aunque la producción de petróleo ha cesado, los oleoductos operados por Shell para transportar crudo a la región aún atraviesan la tierra, los manglares y las vías fluviales de Ogoniland.

La compañía petrolera nacional NNPC se hizo cargo recientemente de los pozos de petróleo luego de un fallo judicial, pero los líderes de Ogoni se oponen a reanudar la producción. Según datos de la industria, entre 1976 y 1991, más de 2 millones de barriles de petróleo contaminaron Ogoniland en 2.976 derrames separados.

“Sentado en un barril de pólvora”

“Mira este derrame”, lamenta Nwale Nchimaonwi, de Mosop, señalando una gran franja de tierra seca y ennegrecida, abandonada. “Ken Saro-Wiwa murió luchando por la justicia para su pueblo”, agrega, refiriéndose al escritor, activista ambiental y fundador de Mosop, quien fue ahorcado con otros ocho activistas Ogoni en 1995.

Nchimaonwi advierte sobre el riesgo de explosión social, especialmente entre los jóvenes, cada vez más frustrados por la falta de oportunidades: “Nigeria está sentada sobre un barril de pólvora. “

Leer también Nigeria paga caro su adicción al petróleo

La administración del presidente Muhammadu Buhari espera que la nueva ley petrolera atraiga a más inversionistas extranjeros, en un sector perturbado por la corrupción, la ineficiencia, los altos costos y la inseguridad. Y dice que también debería beneficiar a las comunidades del Delta del Níger. “La gente habla de porcentajes, eso no me interesa. Gestionaremos estos 3%, lo principal es usarlos bien ”, Godswill Akpabio, ministro a cargo del Delta del Níger, dijo a los periodistas.

Tamaranebi Benjamin, presidenta de la Organización de Comunidades Anfitrionas, otra asociación, acoge con satisfacción la adopción de la nueva ley, pero pide la eliminación de una disposición que responsabiliza a las comunidades por sabotajes en su territorio.

Para muchos, sin embargo, la compensación del 3% se considera un insulto. “No podemos cultivar ni pescar. Nuestra gente está sufriendo y todo lo que el gobierno y las petroleras han podido hacer es darnos un miserable 3%., dice el agricultor de yuca Gideo Loole, blandiendo un cuchillo. Movilizaremos a los jóvenes para luchar contra el gobierno y recuperar los recursos que Dios nos dio. “

El mundo con AFP