packagingnewsonline.com
July 31, 2021

Encuesta. Los portugueses otorgan calificaciones positivas al grupo de trabajo y siguen confiando en las vacunas

Por primera vez, la encuesta de la Universidad Católica preguntó a los portugueses sobre el papel del grupo de trabajo de vacunación y su coordinador, el vicealmirante Gouveia e Melo, y la valoración fue claramente positiva.

La encuesta se llevó a cabo entre el 9 y el 15 de julio, semana en la que el proceso de vacunación se aceleró significativamente y en la que hubo varios obstáculos y retrasos en cuanto a la vacunación. Pero ni siquiera eso debilitó la confianza de los encuestados: 44 por ciento considera que el desempeño de grupo de trabajo ha sido “Bueno” y el 32 por ciento le otorgó las mejores calificaciones, mientras que el desempeño ha sido “Muy bueno”.

Más positiva aún es la valoración de la vicealmirante Gouveia e Melo, coordinadora de la grupo de trabajo: El 40 por ciento clasifica el desempeño de la persona responsable como “Muy bueno” y el 29 por ciento considera el desempeño de la persona responsable como “Bueno”.


En relación con otros actores y entidades políticas, los datos muestran la evolución de la percepción de los portugueses durante el último año, desde julio de 2020. Los números permiten identificar un ligero desgaste de las principales figuras políticas y protagonistas en la lucha contra la pandemia en Portugal, aunque la valoración sigue siendo globalmente favorable.

Por ejemplo, el Presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa sigue mereciendo una valoración positiva por parte del portugués, pero de forma menos expresiva.


La mayoría de los encuestados clasifica el rol del jefe de Estado como “Bueno” o “Razonable”, algo que se ha mantenido en las últimas cuatro encuestas. Sin embargo, menos portugueses actualmente ven su actuación como “Muy buena”.

El primer ministro, por otro lado, ha visto su evaluación empeorar durante el último año, con un 43 por ciento de los encuestados que clasificaron el desempeño de António Costa como “Razonable” en la última encuesta.

De las cuatro encuestas del año pasado, es en esta donde la menor cantidad de portugueses considera que el Jefe de Gobierno tuvo un desempeño “bueno” (30 por ciento). Todavía hay un 15 por ciento que califica el desempeño del primer ministro como “malo”.

La evaluación del desempeño del Ministro de Salud no ha sido muy diferente a las encuestas anteriores realizadas durante el último año. Desde julio de 2020, las cifras se han mantenido prácticamente iguales: El 39 por ciento dice que el desempeño de Marta Temido ha sido “Razonable” y el 34 por ciento dice que el desempeño del gobierno ha sido “Bueno”, muy en línea con los resultados obtenidos en la última encuesta disponible, realizada en mayo.

Sin embargo, más portugueses clasifican el desempeño del ministro de salud como “malo” o “muy malo” (respectivamente, el 12 y el seis por ciento de los encuestados).

Finalmente en relación a Dirección General de Salud, los resultados también han sido bastante constantes. La autoridad sanitaria merece una calificación de “Regular” por el 42 por ciento de los encuestados y de “Bueno” por otro 32 por ciento.. Un resultado ligeramente menos positivo en comparación con mayo o incluso julio de 2020.

En comparación con encuestas anteriores, más los portugueses hacen una valoración de “Mala” o “Muy mala” de la DGS, aunque las respuestas predominantes siguen siendo “Razonables” y “Buenas”, como ocurre en las valoraciones en relación al Primer Ministro y al Ministro de Sanidad.

Los portugueses aceptan el uso de máscara

Si la actuación de los políticos y principales entidades tuvo un cierto nivel de cansancio en la valoración de los portugueses, la percepción de la necesidad del uso de mascarillas y la atención de la salud en un contexto de pandemia parece seguir siendo ampliamente comprendida por la sociedad.


Entre los encuestados, El 94 por ciento de los portugueses está de acuerdo con mantener el uso obligatorio de máscaras en espacios cerrados y solo el 5 por ciento está en desacuerdo. En la calle, sin embargo, solo el 68 por ciento de los portugueses dice estar de acuerdo con el uso de la máscara y el 30 por ciento no está de acuerdo.

Portugal sigue siendo uno de los países europeos con normas más estrictas en cuanto al uso de máscaras, cuando la gran mayoría ya no requiere protección en los espacios exteriores.

Incluso con los avances en la vacunación durante las últimas semanas, El 80 por ciento de los portugueses dice haber mantenido los cuidados del uso de mascarilla, distancia física e higiene de manos en relación al último mes. Incluso el 13 por ciento de los encuestados respondió que aumentaron las precauciones y solo el siete por ciento admitió haber descuidado alguna de estas precauciones.

Cabe destacar que la encuesta se realizó en una semana en la que el número de casos y hospitalizaciones continuó en máximos históricos respecto a meses más recientes y en la que se conoció que la variante Delta, la más transmisible detectada hasta el momento, ya ha una posición preponderante en el país.

Quizás este contexto también ayude a explicar que, ante una percepción cada vez menor del peligro del virus (en comparación con las cifras de abril de 2020, un mes después de la declaración de la pandemia), la percepción del virus como “muy peligroso” sigue siendo alta (51 por ciento de los encuestados).

Aquí es relevante distinguir entre los Percepción de peligro para el entrevistado y para las personas en general.. Si el 51 por ciento piensa que el virus es peligroso para ellos, El 70 por ciento de los encuestados cree que el virus es peligroso para la salud de las personas en general.


La encuesta de la Universidad Católica también muestra que No existe una diferencia abrumadora entre los grupos de edad: en general, existe una percepción de alto riesgo para la población de todas las edades. En cuanto al riesgo para sí mismos, los encuestados más jóvenes tienen una menor percepción de riesgo.

Actitud favorable a la vacunación y acceso a la atención sanitaria

Esta encuesta también destaca que los niveles de adherencia a la vacunación siguen siendo muy altos en Portugal, y todavía un poco más altos que en mayo. De los encuestados, el 83 por ciento dice que recibirá la vacuna tan pronto como los llamen, y solo el ocho por ciento dice que no querrá vacunarse en absoluto.

En mayo, el 82 por ciento de los encuestados mostró adherencia a la vacunación y el nueve por ciento respondió que no tenía la intención de vacunarse. En diciembre de 2020, mes en el que se inició el proceso de vacunación, solo el 61 por ciento de los portugueses aceptó la inoculación sin reservas. En ese momento, el 19 por ciento admitió que trataría de posponer la inoculación por algún tiempo y otro 5 por ciento tenía la intención de posponer la vacunación por “mucho tiempo”.

En esta encuesta, la actitud favorable hacia la vacunación es tan expresiva que una gran mayoría de la población (72 por ciento de los encuestados) cree que la vacunación debería ser obligatoria. Otro 24 por ciento cree que la inoculación no debería ser obligatoria en Portugal.

La investigación católica también se centra en cuestiones de salud o exámenes durante los meses de la pandemia, desde marzo de 2020. Concluye, con las respuestas dadas, que la gran mayoría de portugueses no dejaron de buscar ayuda médica debido a la situación de salud.

En respuesta a la pregunta “durante este período pandémico (desde marzo de 2020) ¿Dejaste de ir a algún Centro de Salud, Clínica u Hospital a causa de este virus? ”, el 65 por ciento de los encuestados respondió“ No ”. Sin embargo, el 19 por ciento admitió que dejó de acceder a estos servicios de salud “por iniciativa de los servicios” y otro 16 por ciento “por iniciativa propia”.

En el mismo sentido, en respuesta a la pregunta “Durante el último año, ¿quedaron desatendidas algunas citas o exámenes que deberían haberse realizado?”, El 67 por ciento de los encuestados respondió “No”. y otro 33 por ciento respondió “Sí”.

aislamiento, trabajo y escuela

Esta encuesta católica que ahora estamos comenzando a diseccionar revela también, de alguna manera, el impacto psicológico y social que estos largos meses de pandemia han tenido en la vida de los portugueses. Cuando se les pregunta sobre la facilidad o dificultad de ciertas situaciones, los encuestados asumen que la experiencia de la pandemia trajo grandes desafíos.

Es principalmente en el distancia de amigos y familiares que los portugueses tienen más dificultades. De los encuestados, el 46 por ciento asume que esta salida fue “Difícil” y el 22 por ciento la considera “Muy Difícil”.


Para aquellos con hijos dependientes o hijos, La experiencia de aprendizaje a distancia fue “Difícil” para el 44 por ciento de los encuestados, “Muy Difícil” para el 18 por ciento y “Fácil” para otro 18 por ciento.

En relación al teletrabajo o aprendizaje a distancia (desde la perspectiva del alumno), la adaptación portuguesa parece haber sido más accesible. De los encuestados, El 33 por ciento admite que la experiencia fue “Difícil”, pero el 28 por ciento dice que fue “Fácil”.

En este campo, el 17 por ciento dice que no fue “fácil ni difícil”, el 11 por ciento asume que fue “muy difícil” y el seis por ciento dice que fue “muy fácil”.

Esta es la primera parte de la encuesta que publica la Iglesia Católica durante el debate sobre el Estado de la Nación, previsto para el próximo miércoles en el Parlamento. RTP publicará otros resultados de esta investigación en los próximos días.

Ficha técnica

Esta encuesta fue realizada por CESOP – Universidade Católica Portuguesa para RTP entre el 9 y el 15 de julio de 2021. El universo objetivo está compuesto por votantes residentes en Portugal. Los encuestados fueron seleccionados al azar de una lista de números de teléfono móvil, que también se generó al azar. Todas las entrevistas se realizaron por teléfono (CATI). Los encuestados fueron informados del propósito del estudio y expresaron su disposición a participar. Se obtuvieron un total de 1202 encuestas válidas, siendo el 46% de los encuestados mujeres, el 29% del Norte, el 19% del Centro, el 37% del MA en Lisboa, el 8% del Alentejo, el 3% del Algarve, 2 % de Madeira y 2% de las Azores. A continuación, todos los resultados obtenidos fueron ponderados según la distribución de la población por sexo, grupos de edad, escolaridad y región con base en el censo de votantes y estimaciones del INE. La tasa de respuesta fue del 34%. El margen de error máximo asociado con una muestra aleatoria de 1202 encuestados es del 2,8%, con un nivel de confianza del 95%.

.