September 28, 2021

número de muertos sin precedentes en Rusia, nueva vuelta de tuerca en Sydney

La pandemia de Covid-19 ha matado al menos a 4,3 millones de personas en todo el mundo desde diciembre de 2019, según un informe elaborado por Agence France-Presse (AFP) de fuentes oficiales, el viernes 13 de agosto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el número de víctimas de la pandemia podría ser de dos a tres veces mayor.

  • Número inigualable de muertos en Rusia por tercer día consecutivo

Las autoridades rusas reportaron el sábado 819 muertes vinculadas al Covid-19 en veinticuatro horas, un récord nunca alcanzado debido a la variante Delta y una lenta campaña de vacunación. A pesar de esta situación, la mayoría de las restricciones se han levantado, en particular en Moscú, el epicentro de la epidemia en territorio ruso, con el fin de preservar la economía.

Este informe eleva a casi 170.000 el número de muertes registradas por el gobierno como debidas a la pandemia. Sin embargo, este número es parcial, porque solo tiene en cuenta las muertes por autopsia cuya causa principal es Covid-19. La agencia de estadísticas rusa Rosstat, que tiene una definición más amplia, reporta más de 300,000 muertes a fines de junio de 2021.

La ola epidémica causada por la variante Delta es aún más mortal (unos 21.000 muertos solo en junio, según Rosstat) ya que los rusos no se apresuran a vacunarse, en un contexto de desconfianza hacia las vacunas desarrolladas por Rusia, como Sputnik V. Apenas el 30% de la población ha recibido al menos una inyección, mientras que la campaña se inició en diciembre de 2020. Los llamamientos del presidente Vladimir Putin para que se hicieran vacunas tampoco provocaron una aceleración.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también En Rusia, el poder usa el “asunto de la salud” contra los oponentes
  • En Guatemala, se declara el estado de emergencia ante el repunte de la epidemia

Personas hacen cola para recibir una dosis de la vacuna Moderna en un centro de vacunación en San Juan Sacatepéquez, Guatemala, el jueves 15 de julio de 2021.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, declaró el estado de emergencia por un período de treinta días, con toque de queda nocturno a partir del domingo, para atender el recrudecimiento de los casos de Covid-19 en el país. Esta decisión se debe a la multiplicación de infecciones, atribuidas a la variante Delta, “Más agresivo” que otras cepas, dijo Giammattei en un discurso televisado el viernes.

Guatemala, con una población de alrededor de 17 millones, ha registrado hasta 4.000 nuevas infecciones por día, con casi 410.000 casos y más de 11.000 muertes desde el inicio de la pandemia. Bajo el estado de emergencia, que debe ser ratificado por el Congreso, el toque de queda nocturno se impondrá a partir del domingo, de 10 p.m. a 4 a.m.

El texto también prevé acelerar la compra de insumos para hacer frente a la pandemia, establece precios mínimos y máximos para las necesidades básicas y prohíbe las reuniones masivas, aunque se autorizan las manifestaciones respetando las medidas de distanciamiento físico.

  • Nueva vuelta de tuerca en Sydney, confinado durante ocho semanas

Pasajeros con máscaras en la silenciosa estación central en el centro de Sydney mientras Australia endurecía las restricciones para frenar la propagación de la epidemia de Covid-19 el 12 de agosto de 2021.

Las restricciones se endurecerán en Sydney, la ciudad más grande de Australia, que está entrando en su octava semana de bloqueo, dijeron las autoridades el sábado, creyendo que es el “El día más preocupante desde el inicio de la pandemia”. Australia, que se ha librado durante mucho tiempo de la pandemia, se ve afectada por un brote de contaminación, transmitido por la variante Delta, que amenaza su estrategia de “Zero Covid”.

Más de 10 millones de personas en el país están confinadas, especialmente en las dos ciudades más grandes del país, Sydney y Melbourne, así como en la capital, Canberra. A partir del lunes, las personas que no cumplan con las restricciones draconianas enfrentarán fuertes multas, ya que las medidas tomadas hasta ahora no han logrado frenar la propagación de la epidemia.

Las medidas de contención también se han extendido a todo el estado de Nueva Gales del Sur por primera vez este año. Entraron en vigor el sábado por la tarde por un mínimo de siete días. Se reforzarán las patrullas policiales así como los puestos de control, mientras que cientos de soldados se encargarán de velar por el estricto cumplimiento de la contención.

Lea nuestro descifrado: En Australia, la estrategia Zero Covid flaquea ante la variante Delta

El mundo con AFP