September 24, 2021

Un poderoso terremoto de magnitud 7.2 sacude Haití

Un terremoto de magnitud 7.2 se registró este sábado por la mañana frente a la costa de Haití, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés).

Las autoridades de protección civil de Haití, dijeron que el sismo ocasionó el fallecimiento de al menos 227 personas, además de múltiples heridos. Jerry Chandler, director de esa agencia, dijo que se enviarán equipos a las zonas afectadas para misiones de búsqueda y rescate.

“Lo más importante es recuperar la mayor cantidad posible de sobrevivientes bajo los escombros”, dijo el primer ministro Ariel Henry, quien declaró un estado de emergencia nacional durante un mes. “Hemos recibido reportes de que los centros de salud locales, en particular el hospital de Les Cayes, están abrumados por personas heridas y fracturadas”.

En un mensaje en Twitter, Henry hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para enfrentar “esta dramática situación que vivimos actualmente”.

La iglesia Sagrado Corazón fue muy afectada por el sismo en Les Cayes, Haití, el 14 de agosto de 2021.AP

El epicentro del sismo se localizó a 7.5 millas (unos 12 kilómetros) al noroeste de Saint-Louis du Sud, y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, según el servicio. El USGS consideró este sábado que es “probable” que el terremoto de magnitud 7,2 registrado en el sur de Haití deje “un alto número de víctimas”, además de daños materiales “significativos”.

“En el pasado, otros eventos con este nivel de alerta han requerido una respuesta de nivel nacional o internacional”, dice la agencia en su página web.

Un grupo de personas observaba los escombros de la residencia de un obispo católico que fue afectada por el sismo Les Cayes, Haití, el 14 de agosto de 2021.

AP

[Detenidos en conexión con el asesinato del presidente de Haití aseguran que los contrató una empresa de Miami]

Claude Prepetit, director general de la Oficina de Minas y Energía (BME), dijo que los departamentos más afectados son el sur y Grand’Anse, que sufrieron severos daños en 2016 por el paso del huracán Matthew.

El funcionario pidió a las personas que no regresen a sus hogares hasta no tener una evaluación de las autoridades.

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de Estados Unidos al terremoto en Haití. Biden y la vicepresidenta Kamala Harris mantuvieron una videoconferencia sobre Afganistán con su equipo de seguridad nacional, en la que también recibieron información sobre el terremoto en Haití, explicó la Casa Blanca en un comunicado.

El presidente autorizó una respuesta inmediata de Estados Unidos [al terremoto en Haití], y nombró a la administradora de Usaid (la agencia estadounidense para el desarrollo), Samantha Power, como la alta funcionaria estadounidense encargada de coordinar este esfuerzo”, señala la breve nota.

Los gobiernos de España, Perú y Chile también manifestaron su solidaridad con el pueblo haitiano, además de ofrecer apoyos logísticos y ayuda humanitaria.

Según los reportes de medios locales, varias personas resultaron heridas a causa del sismo que también causó daños a la infraestructura en varias localidades.

Protección Civil de Haití tuiteó que los informes iniciales indican que se derrumbaron algunas casas durante el terremoto y puede haber víctimas mortales. “Continuaremos informando”, decía el tuit.

[Detenidos en conexión con el asesinato del presidente de Haití aseguran que los contrató una empresa de Miami]

“No tuve tiempo de ponerme los zapatos”

Los medios reportan importantes daños en las localidades de Saint-Louis du Sud, Les Cayes y Jérémie, en el sur. El hospital de Les Cayes ha recibido una gran cantidad de heridos, de acuerdo a las informaciones más recientes.

Los habitantes de Puerto Príncipe, la capital, sintieron el temblor y muchos salieron aterrados a las calles. Según fuentes extraoficiales se han reportado algunos fallecimientos en Les Cayes y Jeremie, pero las autoridades haitianas aún no han confirmado el número de víctimas ni los daños materiales.

“Me desperté y no tuve tiempo de ponerme los zapatos. Vivimos el terremoto de 2010 y lo único que pude hacer fue correr”, dijo Naomi Verneus, una mujer de 34 años que vive en Puerto Príncipe.

“Más tarde recordé que mis dos hijos y mi madre todavía estaban adentro. Mi vecino entró y les dijo que salieran. Y corrimos a la calle”, dijo Verneus.

[“Necesitamos ayuda”: el Gobierno interino de Haití solicita el envío de tropas estadounidenses]

Un país en crisis

En enero de 2010, un terremoto de 7 grados en Haití dejó 300,000 muertos, igual cantidad de heridos y 1.5 millones de personas damnificadas.

En cuanto al posible impacto económico de este nuevo sismo, el USGS emitió una alerta naranja, que implica que “es probable que haya daños significativos”, y que las pérdidas económicas estimadas son de “entre el 0 y el 3 % del PIB de Haití”.

La agencia recordó que la mayoría de la población de la zona afectada por el sismo “reside en estructuras que son vulnerables a los temblores de un terremoto”, como aquellos construidos con barro o adobe.

El sismo se sintió con intensidad “muy fuerte” en Saint-Louis du Sud, Aquin y otras localidades del suroeste del país, mientras que se notó de forma “moderada” en Puerto Príncipe, “ligera” en Kingston, Jamaica, y “débil” en Santo Domingo, República Dominicana, según el USGS.

El Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas de Cuba (Cenais) informó que los efectos del terremoto se sintieron en el oriente del país. Además, el Centro Nacional de Huracanes ha pronosticado que la tormenta tropical Grace llegará a Haití el lunes por la noche o el martes por la mañana temprano.

El terremoto se produjo más de un mes después de la muerte del presidente Jovenel Moïse, lo que provocó un caos político en el país, y los grupos de ayuda humanitaria dijeron que el terremoto agravará las dificultades.

“Nos preocupa que este terremoto sea una crisis más que se suma a lo que el país ya está enfrentando como el empeoramiento del estancamiento político después del asesinato del presidente, el COVID-19 y la inseguridad alimentaria”, dijo Jean-Wickens Merone, portavoz de World Vision Haití.

El sacerdote católico Fredy Elie, quien comenzó a trabajar con la Congregación de la Misión en Haití después del terremoto de 2010, declaró que el acceso a las zonas afectadas se ve obstaculizado por bandas criminales.

“Es hora de abrir el camino para los que quieren ayudar… Necesitan la ayuda de todos nosotros”, dijo Elie.

Con información de EFE, AP, NOAA y USGS