September 22, 2021

¿Cómo pudieron los franceses firmar un Top 5 sin precedentes tras François D’Haene?

De nuestro corresponsal especial en Chamonix,

Bien, los dos últimos ganadores extranjeros del Ultra-Trail du Mont-Blanc (171 km y 10.000 m de desnivel positivo), los españoles Kilian Jornet (2011) y Pau Capell (2019) lamentablemente no estuvieron en el juego. No obstante, nadie se imaginó ver a cinco tricolores franceses este sábado ocupar los primeros lugares en la cumbre del comienzo del sendero mundial. 20 minutos repasa este histórico día de gloria para el corredor de pista francés, llevado por su líder François D’Haene, titulado por cuarta vez … ¡en cuatro participaciones!

François D’Haene sigue siendo el jefe

Como era de esperar, hubo un efecto Hardrock 100 para François D’Haene. Ganador por primera vez en julio de este legendario ultra de 160 km y 10.000 m de D + en Estados Unidos, el corredor Salomon mostró más dificultades que en 2012, 2014 y 2017. “En seis semanas, la recuperación no pudo ser óptimo, confirma su gerente Jean-Michel Faure-Vincent. Es la primera vez que el dolor recae sobre él a estas alturas del UTMB. Le gritaban las piernas y hasta el final, nadie estaba sereno en el equipo. Nos hemos familiarizado con nuevos límites, depende de nosotros encontrar la manera de llevarlos más lejos. “

Mientras tanto, nadie ha podido aprovechar su holgura en la noche del viernes a este sábado después de Courmayeur (78 km), y ciertamente no lo han anunciado sus dos rivales más feroces, Xavier Thévenard y Jim Walmsley, ambos obligados a rendirse. incluso antes de la segunda parte de la carrera. El viticultor de Beaujolais finalmente llegó a Chamonix a las 20.46 horas, doce minutos por delante de Aurélien Dunand-Pallaz, una brecha que con mayor frecuencia logró estabilizar.

Incluso en las duras condiciones físicas, François D’Haene ha vuelto a demostrar que es el jefe del UTMB. – Laurent Salino / UTMB

“Iba mucho más rápido en 2017, recuerda el interesado. Allí, tuve que lidiar con sensaciones extrañas en los descensos. Estaba un poco preocupado por mis piernas duras. Esta victoria fue muy difícil de conseguir. “Un intercambio con su ex compañero en Salomon Michel Lanne, este sábado por la mañana en Champex, fue en este sentido sabroso.

Ve, ve, ve, aprietas los dientes.

– Los he estado abrazando por un tiempo.

– Sí, pero sabes cómo apretarlos. “

El día anterior, el ex ganador de la CCC y el TDS anunció: “No hay duda de que este gran bife aún nos dará grandes emociones”. Un presagio feliz, como de costumbre, uno estaría tentado de decir cuando se trata de François D’Haene (35) en una ultra major.

Una sucesión muy ambiciosa

El vicecampeón europeo de skyrunning en 2017, Aurélien Dunand-Pallaz nunca antes había participado en un formato ultra de 160-170 km. El examen de aprobación es más que exitoso para el saboyano de 28 años, que logró terminar con autoridad como subcampeón de François D’Haene. En cuanto cruzó la meta, no ocultó su ambición de “querer volver a ganar el UTMB”.

El otro francés que completa el podio, sin duda, compartirá este sueño. En el puesto 13 del evento en 2018, Mathieu Blanchard (34) tiene un perfil atípico, después de haber comenzado a correr un año antes en Canadá … y haber participado en el show de Koh Lanta en 2020. “Es increíble para mí hacer un podio en el UTMB, no me doy cuenta, indica. Pero al mismo tiempo me dije a mí mismo durante 50 km que podía ir por el primer lugar cuando descubrí que François estaba empezando a tener calambres en las piernas. Si Ludovic Pommeret (4º), ganador de la prueba en 2016, es un aventurero de 46 años, el último integrante del prestigioso Top 5 tricolor del fin de semana, Germain Grangier (31), todavía tiene un buen margen de mejora .

La maldición estadounidense continúa

Jim Walmsley puede que se arrepienta de haber tomado un gran ritmo el viernes por la noche, junto a François D’Haene, entre el Col du Bonhomme (43 km) y Courmayeur (78 km). Al final de esta oferta clave de la carrera, el tres veces ganador del Western States 100 sufrió el frío en los Alpes italianos (hasta -5 ° C de fieltro) y se retiró. En 18 ediciones, los más grandes especialistas estadounidenses en ultra-trail probaron suerte en vano en Chamonix, mientras que, al mismo tiempo, cuatro mujeres estadounidenses consiguieron hacerse con este gran título, como Courtney Dauwalter en 2019 y 2021.

La presidenta del Grupo UTMB y cofundadora del evento Catherine Poletti intenta una explicación: “Jim Walmsley me explicó que en Estados Unidos los ultras son largos pero mucho más rodantes que con nosotros. Las mujeres a menudo tienen que caminar, a diferencia de los hombres. Por tanto, han aprendido a caminar rápido, y en el UTMB es fundamental hacerlo. Jim es probablemente imbatible en los Estados del Oeste, pero está acostumbrado al calor de Arizona, no al frío de nuestras noches ”.

Jean-Michel Faure-Vincent añade: “Los pilotos franceses sin duda tienen más experiencia en la montaña y prefieren perder 30 segundos para cubrirse más antes de que oscurezca. Puede ser parte de los detalles que se juegan en un UTMB ”.

Preparación y motivación superiores del lado francés

Las faltas de los favoritos fueron múltiples, con también los estadounidenses Tim Tollefson y Timothy Freriks, los españoles Pablo Villa González y Jordi Gamito, el ruso Dmitry Mityaev… “No es del todo una sorpresa porque creo que las condiciones sanitarias impidieron la llegada de corredores internacionales y entrenar como de costumbre, pasar tiempo en nuestras montañas a partir de julio, confía Catherine Poletti. Los franceses tuvieron esta ventaja durante los distintos confinamientos. “

También tienen un alma extra en “su” evento, que es el más esperado del año. “Para nosotros, el UTMB es una carrera realmente especial”, recuerda Aurélien Dunand-Pallaz. Hay una motivación adicional y quizás sea más difícil renunciar aquí. “Esta observación se aplica a varios cientos de corredores amateurs, que comienzan su segunda noche en los senderos alrededor del Mont-Blanc este sábado, y que esperan completar el domingo” el ultra de su vida “antes de la barrera del tiempo establecida a las 16.30 horas.