October 18, 2021

Carles Puigdemont, expresidente catalán, es detenido en Italia con orden de arresto española

(CNN) – El expresidente del gobierno de Cataluña Carles Puigdemont fue arrestado en la isla italiana de Cerdeña el jueves por cargos relacionados con sus actividades en el intento fallido de Cataluña de separarse de España en 2017, según le dijeron a CNN un funcionario de la corte y el abogado de Puigdemont.

Su abogado, Gonzalo Boye, le dijo a CNN que el arresto se llevó a cabo con una orden del Tribunal Supremo español y una portavoz del tribunal dijo que el tribunal español se comunicará con los tribunales italianos el viernes.

Puigdemont ha estado viviendo en Bélgica los últimos cuatro años y se enfrentaba al arresto si regresaba a España.

Fue a Cerdeña el jueves para asistir a un festival cultural en un área donde se habla catalán, dijo a CNN un funcionario del gobierno regional catalán el viernes.

Las tensiones separatistas continúan en Barcelona y en Cataluña en general. Y el problema afecta a la política nacional en este momento, con el gobierno minoritario del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confiando en un partido independentista catalán, Esquerra Republicana, para obtener apoyo sobre el próximo presupuesto y otros temas.

El pasado mes de junio el gobierno de España indultó a nueve líderes catalanes que cumplían penas de prisión por su papel en la fallida campaña independentista de 2017. Sánchez dijo en ese momento que la medida tenía como objetivo fomentar la reconciliación entre Cataluña y el resto de España.

Pero los indultos no se aplicaron a Puigdemont, quien huyó en 2017 junto con algunos de sus principales ayudantes, después de que Madrid tomara temporalmente el control directo de la región.

Puigdemont ahora buscará alivio en los tribunales europeos por su arresto en Italia, dijo su abogado a CNN. Argumentará que la orden de arresto de la corte española no era válida actualmente y también pedirá que se le restablezca la inmunidad como miembro del Parlamento Europeo, que fue revocada a principios de este año.

Sobre la detención, la Moncloa afirmó que “obedece a un procedimiento judicial en curso que aplica a cualquier ciudadano en la Unión Europea que debe responder de sus actos ante los tribunales”.

“El Gobierno español manifiesta su respeto a las decisiones de las autoridades y tribunales italianos, al igual que siempre lo ha hecho con los tribunales españoles y europeos que han dictado resoluciones en los procedimientos judiciales que afectan al Sr. Puigdemont”, añade el comunicado de la Moncloa. “En consecuencia, el Sr. Puigdemont debe someterse a la acción de la Justicia, exactamente igual que cualquier otro ciudadano”.