January 18, 2022

En Madagascar, dos franceses acusados ​​de ser los cerebros de un supuesto golpe de Estado ante un tribunal penal

Para no perderse nada de las noticias africanas, suscríbase al boletín de Mundo Africa desde este enlace. Todos los sábados a las 6 de la mañana, encuentre una semana de actualidad y debates tratados por la redacción de “Monde Afrique”.

Fue en un clima tenso que se inició el juicio del caso “Apolo 21”, nombre que se le dio al supuesto proyecto de golpe y asesinato del presidente malgache Andry Rajoelina y miembros de su séquito. Un golpe de estado previsto para el 21 de julio de 2021 según las autoridades.

Los veinte imputados, acusados ​​de” conspiración “, D’“Ataque a la vida del Jefe de Estado”, “A la seguridad interna del Estado”, al igual que “Posesión ilegal de armas” Apareció rodeado de unos sesenta gendarmes y policías, encapuchados y armados con Kalashnikovs. Se prohibió a los periodistas filmar y grabar esta audiencia pública, so pena de emprender acciones legales.

Leer también Lo que sabemos sobre el supuesto intento de golpe de Estado en Madagascar

Los presuntos cerebros del caso son un franco-malgache, Paul Rafanoharana, de 58 años, y un francés, Philippe François, de 54, socios comerciales a través de la empresa de inversión Tsara First, creada en enero de 2020, y ambos retirados del ejército francés. Están detenidos y sus esposas desde el 4 de agosto.

Un ex primer ministro, ahora consultor de la petrolera Madagascar Oil, Victor Ramahatra, también habría jugado un papel importante en este proyecto de conspiración, según las acusaciones cuya lectura ocupó este primer día de audiencia. En los banquillos de los imputados también aparecen varios generales de la gendarmería, puestos bajo control judicial.

“Poner fin al poder de los matones”

En julio, la fiscal del Tribunal de Apelación de Antananarivo, Berthine Razafiarivony, justificó su espectacular huelga por la existencia de “Evidencia física en [sa] posesión ». Los registros ordenados habían permitido a los tribunales incautar “Correspondencia electrónica, 900 millones de ariary [quelque 200 000 euros], una escopeta calibre 12, equipo informático “.

También se adelantó la existencia de un correo electrónico enviado por Paul Rafanoharana al director general del grupo singapurense Benchmark, accionista mayoritario de Madagascar Oil, pidiéndole 10 millones de euros para derrocar un régimen considerado autocrático.

Leer también Sospecha de golpe de Estado en Madagascar: juicio de 21 acusados, incluidos dos franceses

Todos estos fueron retirados el lunes. “Según las declaraciones de los imputados [Paul Rafanoharana], su principal objetivo en el desarrollo del proyecto Apollo 21 era acabar con un poder de matones, mafiosos y corruptos “, leyó el secretario con una voz que resonó entre las decrépitas paredes de la sala del tribunal. Paul Rafanoharana habría admitido que estaba preparando algo, pero negó tener alguna intención de asesinar al presidente.

Tienes el 31,21% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.