January 17, 2022

en Martinica, donde la obligación de vacunar provoca fuertes tensiones, el gobierno anuncia una mediación

Ante el resurgimiento de las tensiones en Martinica en relación con el establecimiento del pase de salud, el ministro de Salud, Olivier Véran, anunció al Senado el martes 26 de octubre el envío de una mediación con el fin de “ restablecer las condiciones para un diálogo tranquilo con todas las partes interesadas para que se aplique la ley ”, calificando la situación local como ” complejo ».

Serge Letchimy, presidente del consejo ejecutivo de Martinica, acogió con satisfacción esta decisión que había solicitado. Esta mediación ” es imperativo encontrar el camino del diálogo en nuestro territorio “, Reaccionó en Twitter, después de haber alertado, el sábado, del riesgo de un deterioro de la situación en Martinica.

De hecho, la resistencia de algunos cuidadores a la obligación de vacunación tiende el clima tanto con sus compañeros vacunados como con las autoridades.

El lunes, el prefecto del territorio, Stanislas Cazelles, presentó una denuncia “A raíz de amenazas y mensajes de incitación al odio dirigidos en particular a los cuidadores”, según un comunicado de prensa citado por el canal de televisión La 1ère, en Martinica.

Un ataúd decorado con una cabeza de cabra.

El representante del Estado apunta en particular a las consignas escuchadas durante la manifestación contra la vacunación obligatoria que se celebró el lunes en las calles de Fort-de-France y que movilizó a cerca de 1.500 personas, según la policía. Un ataúd decorado con una cabeza de cabra fue colocado frente a la prefectura, dice La 1ère.

El viernes anterior se habrían hecho “insultos y comentarios racistas” hacia los médicos del Hospital Universitario de Martinica (CHUM), motivo que explicaría también la denuncia del prefecto, todavía según La 1ère.

Según el cronograma de la agencia regional de salud (ARS), los profesionales de la salud debían justificar la inyección de al menos una dosis de vacuna a partir del lunes para realizar su función. Para el 14 de noviembre, deberán presentar un calendario de vacunación completo.

Leer también Obligación de vacunación: la suspensión de tres empleados del hospital impugnada en los tribunales

Más de 1.000 personas (cuidadores, estudiantes de enfermería, auxiliares dentales, o incluso empleados médico-sociales o farmacéuticos) respondieron a la nueva movilización lanzada por la intersindicale de salud. Exigen en particular el abandono de la obligación de vacunación. ” Las suspensiones comenzaron en algunas farmacias donde los empleados ahora saben que ya no pueden trabajar si no están vacunados. Las solicitudes de exenciones no han sido validadas “, Explicaron los empleados de farmacia citados por Agence France-Presse.

Aumento de la violencia física y verbal

Los controles comenzaron el 11 de octubre con la implementación del pase obligatorio de salud para empleados y trabajadores en establecimientos abiertos al público. Desde entonces, se han realizado regularmente movilizaciones de diferentes oficios. Un intersindical de salud compuesto por cinco organizaciones opuestas al dispositivo había interrumpido, en particular, las operaciones de control de contraseñas con sentadas frente al CHUM.

El director del CHUM, Benjamin Garel, ya había condenado, el 15 de octubre, en un comunicado de prensa citado por Karib’Info, un aumento de la violencia física y verbal que “Obstaculizar el funcionamiento de los servicios asistenciales, el acceso cercano a las consultas externas y el seguimiento administrativo del establecimiento”. El 18 de octubre, la justicia ordenó a los manifestantes que dejaran libre el acceso al CHU con una multa de 500 euros por día.

Según representantes de médicos privados y hospitalarios, “2.000 profesionales de la salud de Martinica, incluido el 90% de los médicos”, “tomaron la decisión responsable de la vacunación”.

Los sindicatos habían presentado simultáneamente un recurso por exceso de poder ante el tribunal administrativo, que pronto deberá pronunciarse. Seis sindicatos de la salud también anunciaron el sábado, en presencia de un grupo de abogados, su intención de presentar una denuncia contra X por presuntas fallas en la gestión de la crisis sanitaria en Martinica. Signo de que esta situación divide al personal de enfermería, declararon los representantes de los médicos y hospitales liberales de la isla, este lunes, en un comunicado de prensa. “Heridos por el clima de violencia que reina en el hospital”, recordando que “2.000 profesionales de la salud de Martinica, el 90% de los cuales son médicos”, tienen “Tomó la decisión responsable de la vacunación”.

Sin embargo, “Nunca hemos optado por estar en guerra con los cuidadores que no han dado el paso de la vacunación. Nunca elegimos estar en conflicto con nuestros hermanos y sœcuidado urs. Lamentamos que no lo hayan hecho, eso es todo ”, agregan.

Leer también Obligación de vacunación: más de 1.400 empleados de establecimientos sanitarios no vacunados suspendidos en Ile-de-France

Que la ley “se aplica, pero con buen juicio”

Al principio, Olivier Véran y Benjamin Garel reafirmaron que no habría ninguna excepción a esta obligación de vacunación. El martes, el ministro de Salud agregó ante el Senado para celebrar Cuenta, de todos modos, de la realidad sanitaria, de la carga de trabajo que hoy recae en los directores de hospitales y en los equipos médicos y de enfermería ”. El notablemente “Pidió que la ley se aplique pero aplíquese con buen juicio”.

Olivier Véran pidió especialmente que lo hagamos ” Progreso de la vacunación ”. Al 21 de octubre, Martinica tenía casi el 32% de las personas completamente vacunadas, según el Ministerio de Salud, contra casi el 90% de la población parisina.

Leer también En Guadalupe, hospitales víctimas de sabotaje

Al 22 de octubre, la tasa de incidencia era de 136 por 100.000 habitantes en Martinica frente a 85 en la capital. Se despliegan centros efímeros y “vaccibus” para promover la vacunación ante la protección considerada insuficiente hasta la fecha por el Ministro de Salud.

En vista de la situación de salud que “Sigue siendo preocupante”, según la prefectura de Martinica, el toque de queda se mantiene de 7 p.m. a 5 a.m. y las empresas tienen un límite de ocho metros cuadrados por persona.