January 27, 2022

Familia hondureña hallada muerta en Minnesota falleció por asfixia causada por monóxido de carbono, según la policía | Noticias Univision Sucesos

Siete miembros de la familia Hernández fallecieron debido a los altos niveles de monóxido de carbono que fueron registrados en su casa, de acuerdo con el jefe de policía de Moorhead, Minnesota, Shannon Monroe.

Las siete personas fallecidas, entre los que se encontraban tres menores de edad, eran un matrimonio, sus hijos, un tío y un sobrino. Todos eran oriundos de río Lindo, en San Francisco de Yojoa, Honduras.

La familia fue encontrada muerta la noche del sábado después de que seres queridos alertaran a las autoridades luego de que no habían tenido noticias de ellos desde el 16 de diciembre.

Las víctimas fueron identificadas como Marleny Pinto, de 34 años, Belin Hernández, de 37; Elder Hernández Castillo, de 32; Mariela Guzmán Pinto, de 19; Breylin Hernández, de 16; Mike Hernández, de 7 y Marbely Hernández, de 5.

“La mayoría estaban en sus camas y parecían estar dormidas”, indicó Monroe en una rueda de prensa citada en el Estrella de Minnesota.

Policía descarta actividad criminal

Las autoridades habían descartado una agresión como la causa de la muerte, puesto que según señaló Monroe, no hallaron indicios de actividad criminal.

La Oficina Forense del condado de Ramsey publicó los resultados preliminares de la autopsia este miércoles, y hallaron la sustancia tóxica en su sangre.

Los agentes también encontraron un detector de monóxido de carbono en el espacio de lavandería que estaba separado de la pared y sin batería. Los únicos sensores que funcionaban en su casa eran para detectar humo.

De acuerdo con los hallazgos difundidos este miércoles, los agentes encontraron también dos fuentes de monóxido de carbono en la residencia: la caldera, que estaba en un armario separado dentro del garaje con una entrada de aire exterior, y una camioneta Kia con una batería descargada y la mitad del tanque lleno.

Los análisis de sangre que se están realizando buscan aclarar si había cianuro de hidrógeno en los cadáveres, que pudo haberse originado en el motor del vehículo. Los resultados pueden tardar ocho semanas.

Monroe señaló este miércoles que funcionarios de la ciudad investigarán si los propietarios de los dúplex que forman el complejo residencial donde vivía la familia tienen detectores de monóxido de carbono en funcionamiento.