October 19, 2021

La CFE-CGC pretende impugnar el reparto de escaños en el CESE ante el Consejo de Estado

François Hommeril, presidente de la CFE-CGC, de hecho “Una cuestión de principios”. Según información de Mundo, su confederación decidió impugnar ante el Consejo de Estado la nueva distribución de escaños en el Consejo Económico, Social y Ambiental (CESE), por considerarla injusta y contraria a los principios que rigen la representación de los trabajadores.

La composición de la Tercera Cámara de la República fue transformada en enero por una ley orgánica. Uno de los principales cambios consistió en la reducción del número total de asesores, de 233 a 175. Además, se ha modificado la distribución de los asientos plegables dentro de los diferentes polos (vida económica y diálogo social, protección de la naturaleza, etc.). decreto de 24 de marzo. Todos estos ajustes hicieron felices a algunos pero también a muchos perdedores, quienes expresaron su descontento. Sin embargo, el gobierno se basó en las recomendaciones de un informe presentado en marzo por Jean-Denis Combrexelle, vicepresidente de la sección interior del Consejo de Estado.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también Asociaciones descontentas con la nueva distribución de escaños en el CESE

Hasta ahora, los sindicatos no habían causado sensación mientras ellos mismos eran sometidos a un severo tratamiento de adelgazamiento, pasando de 69 a 52 el número de sus representantes en el CESE. Para la asignación de plazas, el Sr. Combrexelle abogó por una fórmula de cálculo, que era validado por el ejecutivo. Resultado: catorce asientos en CFDT y CGT, nueve en Force Ouvrière, cuatro en CFE-CGC, CFTC y UNSA, dos en Solidaires y uno en FSU. Es decir lo mismo para la CFE-CGC y la UNSA mientras que la primera es representativa en el sector privado y el servicio público mientras que la segunda es solo representativa entre los servidores públicos.

Reflejando la “diversidad de la fuerza laboral”

Esta dosificación se basa en la suma de todos los votos obtenidos por los sindicatos en las elecciones profesionales en el sector privado y en el servicio público, con una distribución de escaños en el promedio más alto. Términos que impugna el Sr. Hommeril. “Todo se reduce a mezclar paños de cocina y servilletas, se lamenta. Las papeletas en las empresas y en las administraciones no tienen la misma naturaleza, las tasas de participación son diferentes y los estatutos son diferentes. Al sumar los votos emitidos en las dos urnas, para el sector público y para el privado, no se obtiene una representación equilibrada de la sociedad como exige la ley. “

METROmi Jean-Jacques Gatineau, abogado de la CFE-CGC, considera que es necesario proceder de otra manera otorgando plazas a los sindicatos representativos “En el marco de dos subcolegios distintos” : una para las organizaciones de empleados del sector privado, la otra para las que defienden a los funcionarios y agentes públicos. Este “Representación disociada”, argumenta, ya existe para otras instituciones, por ejemplo, los consejos económicos y sociales regionales. En su opinión, tal dispositivo reflejaría fielmente la “Diversidad de la fuerza laboral, a diferencia del enfoque“ globalizador ”adoptado por las autoridades públicas”, que genera “Distorsiones” con una sobrerrepresentación de las organizaciones de funcionarios públicos.

Tienes un 30,18% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.