September 28, 2021

“Cueste lo que cueste”, se acabó “, anuncia Bruno Le Maire frente a los jefes de Medef

Esta ha sido la consigna del gobierno desde el inicio de la crisis sanitaria. El “cueste lo que cueste” – es decir, el apoyo de todos los sectores económicos por parte del Estado – está ahora bien y verdaderamente “Termina”, anunció el ministro de Economía, Bruno Le Maire, el miércoles 25 de agosto, con motivo del Encuentro de empresarios de Francia organizado por el Medef.

Durante la crisis de salud, “No contamos el dinero público, porque era el responsable de hacerlo. Pero ahora que la economía francesa se está reiniciando, que tenemos perspectivas de crecimiento del 6%, “cueste lo que cueste”, se acabó “, dijo el Sr. Le Maire. “Hemos ido a la medida, seguiremos apoyando a quienes lo necesitan”, agregó frente a los jefes reunidos en el hipódromo parisino de Longchamp.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también Universidad de verano medef: la campaña presidencial en el centro de las preocupaciones patronales

Se mantiene la ayuda sectorial

“Los conoceré el próximo lunes 30 de agosto: el mundo de la cultura, los dueños de restaurantes, hoteles, bares, el mundo del turismo, los tour operadores”, dijo el señor Le Maire sobre la reunión que se celebrará en Bercy y decidirá mantener determinadas ayudas a las empresas vinculadas a la crisis sanitaria más allá del 31 de agosto. “Miraremos a los que han perdido rotación durante esta crisis de salud, durante este mes de pases de salud, y ayudaremos a los que han perdido dinero debido a la normativa sanitaria”., prometió el ministro.

“Pero por lo demás, ¡que la economía sea libre, que cree empleos y riqueza sin el apoyo del estado!” “, lanzó el ministro, haciéndose eco de las palabras del presidente de Medef, Geoffroy Roux de Bézieux. “No somos empresarios para vivir de las ayudas estatales”, declaró el señor Roux de Bézieux, solicitando también“Detenga el ‘cueste lo que cueste'”. Y para agregar: “Es hora de que el estado regrese al lugar que le corresponde. “

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también Covid-19: el lanzamiento de los sistemas de asistencia empresarial en cuestión

Los ejecutivos de Guadalupe y Martinica piden “ajustes” para ayudar

Horas antes, Ary Chalus, presidente del consejo regional de Guadalupe, y Serge Letchimy, presidente de la colectividad territorial de Martinica, habían escrito al primer ministro, Jean Castex, para preguntar “Adaptaciones de sistemas existentes” para evitar “El colapso de las economías insulares”.

El miércoles, el encierro y el toque de queda, en vigor desde el 30 de julio, se prorrogaron hasta el 19 de septiembre en Martinica; el inicio del año escolar se ha pospuesto al 13 de septiembre para todas las Antillas. “Después de dos años de crisis, los actores económicos de nuestras dos islas comparten las mismas observaciones”, escribe a los dos presidentes, que enumeran sus dificultades para “Respete los plazos y sus cargos (…), para recaudar ayudas “, pero también “La inadecuación de determinados dispositivos con sus necesidades”. También señalan las consecuencias en cadena de detener la actividad de ciertos sectores en “Otros que están relacionados con ellos”. Para evitar “El desastre social” de las economías de Martinica y Guadalupe, los dos ejecutivos están pidiendo al gobierno que “Mantenimiento del fondo solidario hasta el final de la crisis para todos los sectores de actividad”. Ellos tambien esperan ” suspensión “ determinadas condiciones de acceso a este fondo, recordando que “El 80% de las economías locales son empresas muy pequeñas”, de los cuales más del 50% son deudores de Urssaf, en Guadalupe.

A principios de agosto, el gobierno decidió“Adaptar las medidas de ayuda económica de emergencia implementadas para proteger a las empresas extranjeras de los efectos de la crisis de Covid-19”. Los negocios cerrados administrativamente durante más de veintiún días al mes (frente a los treinta días hasta ahora) y que muestran una pérdida de facturación superior al 20%, han podido beneficiarse del fondo solidario “reforzado” (20% de la facturación). negocio dentro del límite de 200.000 euros).

Empresas de los sectores denominados “protegidos” (turismo, eventos, cultura, deporte y ocio, hostelería, transporte, en particular, y las actividades que dependen de él) sujetas a estado de emergencia durante más de veintiún días de agosto también habían podido beneficiarse del fondo solidario “reforzado” en las mismas condiciones que para el mes de junio, es decir hasta el 40% de su pérdida de facturación (frente al 20% en el resto de territorios). ), dentro del límite del 20% de su facturación y 200.000 euros.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también En territorios de ultramar, la crisis del Covid-19 agrava las debilidades estructurales

El mundo con AFP