January 19, 2022

4 razones por las que no debería limpiar las alfombras con vapor

La limpieza de alfombras lleva tiempo. Esto requiere al menos tres dispositivos: una aspiradora, una servilleta para quitar el polvo. Conseguir un orden perfecto con la ayuda de estas herramientas es imposible, solo reducen la cantidad de polvo, suciedad y microorganismos. Tendremos la oportunidad de limpiar el apartamento producido por un limpiador a vapor con el fin de lograr una limpieza perfecta. Este dispositivo se fabricó originalmente para desinfectar instalaciones hospitalarias. Pero hay algunas razones por las que no debería limpiar alfombras con vapor. Sepamos por qué leyendo una publicación como esta.

¿Qué es un limpiador a vapor?

Un limpiador a vapor es un electrodoméstico que se utiliza para limpiar y esterilizar a fondo varias superficies. Es un mecanismo que calienta el agua para formar vapor. Un chorro de aire caliente destruye la suciedad y el aceite en cuestión de minutos. Los limpiadores a vapor se consideran el equipo de limpieza más económico y ecológico. La principal ventaja es la ausencia de productos químicos liberados por el detergente.

Esto se debe a que el esquema de acción del dispositivo es simplemente calentar el agua y convertirla en vapor. Además, la alta temperatura mata los gérmenes y las infecciones incluso en los lugares más inaccesibles. Por lo tanto, este dispositivo es ideal para baños, inodoros y cocinas, lugares donde hay una gran acumulación de suciedad y bacterias.

¿Como funciona?

El principio de funcionamiento del limpiador a vapor es bastante simple. Primero, el recipiente se llena con la cantidad de agua requerida. Se pueden agregar polvo u otros detergentes al agua para manipular superficies muy sucias. Conecte el dispositivo a la red. A continuación, presione el botón, activando así el elemento calefactor. Después de unos minutos, el agua se calienta y luego se convierte en vapor.

Eso es todo: el limpiador a vapor está listo para limpiar, solo queda iniciar la “pistola”. A través del orificio de la boquilla aparecerá un chorro de vapor a alta presión que destruirá las bacterias dañinas en los lugares más inaccesibles.

¿Por qué no debería limpiar las alfombras con vapor?

Los limpiadores a vapor han entrado firmemente en nuestras vidas, facilitando el proceso de limpieza, lavado, desinfección, limpieza de cualquier superficie muy sucia, ya sea un sofá o un suelo de baldosas. El cuidado de las alfombras no es tarea fácil. Las alfombras tejidas especialmente, son difíciles de limpiar con métodos tradicionales.

Desafortunadamente, nada es perfecto y el limpiador a vapor no es una excepción. La mayor decepción después de comprar un dispositivo es que todavía se necesita un esfuerzo para limpiar las alfombras de las manchas y la suciedad y saber por qué no debería limpiarlas con vapor.

No limpia adecuadamente:

Si no desea dedicar más tiempo a la limpieza, pero desea una limpieza y limpieza perfectas en la casa, puede pensar en comprar una aspiradora de vapor. Estos dispositivos son mucho más costosos que los limpiadores a vapor, pero se pueden comparar con su ineficacia y no es necesario eliminar la suciedad y el polvo que se encuentran detrás de ellos, simplemente enjuague inmediatamente después de la limpieza.

No quita las manchas:

Si usa regularmente un limpiador a vapor, la suciedad condensada no irá a ninguna parte. La herramienta solo puede ablandar la suciedad rebelde, que luego debe limpiarse con un paño húmedo o una servilleta. Esto, de hecho, es lo que hacen muchas amas de casa para lograr una limpieza completa en sus hogares.

No elimina el polvo:

A menudo, la mayor decepción después de comprar un limpiador a vapor es que realmente necesita limpiarse. Muchos esperan, como se anuncia, presionar un botón dos veces, para desahogarse y este último debería limpiar mágicamente la habitación con ellos. Desafortunadamente, esto no sucede. Cuando se usa una limpiadora a vapor tradicional (sin función de aspiración y aspiración), el polvo y la suciedad no van a ninguna parte, no es una aspiradora.

Simplemente se ablandan, se disuelven y desaparecen de la vista. Por lo tanto, después de pasar por el limpiador a vapor, debe limpiar el mismo lugar nuevamente con un paño (lo mejor de todo, con un paño de microfibras) o ir con una aspiradora. Muchas amas de casa entusiastas primero revisan todo el piso y las alfombras con un limpiador a vapor (hasta que aparece un rastro notable de humedad) y luego eliminan la suciedad con una aspiradora. Es agradable entrar en tales casas: el entusiasmo se nota de inmediato.

No apto para todas las alfombras:

Hay muchos tipos de alfombras elaboradas con diferentes materiales. Hay algunas alfombras que no se pueden limpiar con vapor. La limpieza con vapor puede arruinar su textura o suavidad. Esta es una de las razones por las que no debe utilizar un limpiador a vapor para limpiar alfombras.

Conclusión:

Con un limpiador a vapor, el proceso de limpieza pasa de ser tedioso y rutinario a un proceso fácil y agradable, y lo más importante, rápido. ¡El tiempo libre, del que siempre nos falta, es una gran ventaja para un sofá limpio y reformado! Pero hay muchas desventajas de un limpiador a vapor para limpiar alfombras que pueden arruinar tu alfombra favorita.