January 26, 2022

Cómo manejar las enfermedades relacionadas con el trabajo

Enfermarse mientras está en el trabajo puede ser problemático. Por un lado, no está seguro entre presentarse y soportar un día largo e improductivo o quedarse en casa y descansar un poco. En el trabajo, mientras está registrado y bajo el clima, corre el riesgo de afectar a sus compañeros de trabajo con cualquier virus que tenga.

Si bien puede recuperarse sin esfuerzo después de unos días de descanso y regresar al trabajo el lunes, las enfermedades relacionadas con el trabajo son un poco más complejas. Las condiciones de salud adversas causadas por el agravamiento de su trabajo pueden afectar su forma de trabajar y afectar su calidad de vida.

¿Qué es una enfermedad relacionada con el trabajo?

La mala salud de los trabajadores es causada o incluso agravada por condiciones laborales indeseables. Pueden ocurrir como lesiones repentinas o acumularse lentamente con el tiempo debido a esfuerzos repetitivos y entornos de trabajo estresantes.

Se manifiestan como diversas condiciones físicas y mentales como:

  • Trastornos musculoesqueléticos (TME) debido a esfuerzos repetitivos de manipulación, levantamiento o posiciones de trabajo definidas (sentarse en un escritorio, permanecer de pie demasiado tiempo, etc.)
  • Enfermedades de la piel y pulmonares debidas a la exposición a sustancias nocivas.
  • Varios tipos de cánceres.
  • Pérdida de visión y audición
  • Trastornos de salud mental como ansiedad y depresión.

Si experimenta alguna de las condiciones de salud mencionadas o sospecha que su trabajo empeora su enfermedad actual, puede consultar esta lista de enfermedades de compensación laboral y cómo puede buscar ayuda.

Qué hacer cuando tiene una enfermedad relacionada con el trabajo

Saber que está enfermo puede ser devastador. Puede afectarlo a usted, a su trabajo y a quienes dependen de usted. Si le diagnostican alguna forma de enfermedad relacionada con el trabajo, aquí hay algunas sugerencias para ayudarlo a controlar su afección:

Informe a los superiores sobre enfermedades relacionadas con el trabajo

Las enfermedades relacionadas con el trabajo van más allá de decirles a sus supervisores que está enfermo y que no puede reportarse durante varios días. Debe informarles de la causa exacta de su enfermedad para que puedan brindarle la asistencia adecuada, como la paga por licencia y otros beneficios de salud.

Un empleado también tiene derecho a la compensación de trabajadores. Con base en varias calificaciones, una reclamación presupone la duración del mandato, la naturaleza de la enfermedad y el tipo de cobertura proporcionada por la compañía de seguros.

Un reclamo de compensación de trabajadores a menudo requiere documentación extensa para mostrar un vínculo directo entre su enfermedad y sus condiciones de trabajo. Además del diagnóstico de su médico, es posible que también necesite pruebas adicionales, como los resultados de las pruebas de laboratorio y los registros de tratamiento. Puede ser un proceso largo, pero la aprobación de su reclamo de compensación para trabajadores puede cubrir los costos de medicamentos y otros tratamientos.

Continuar el tratamiento médico

Además de los beneficios médicos, su empresa también puede permitirle tomarse un tiempo libre para recuperarse. Utilice este tiempo para descansar un poco y someterse a un tratamiento o rehabilitación adicional. Siga las órdenes del médico con respecto a los horarios de medicamentos y terapia para que pueda regresar al trabajo lo antes posible.

Si teme que su afección empeore cuando regrese al trabajo, puede hablar con su médico acerca de sus inquietudes. Además de emitir una orden de aptitud para el trabajo, también pueden incluir recomendaciones para que pueda continuar trabajando a pesar de su condición. Pueden aconsejar reducir las horas de trabajo, asignar menos tareas exigentes u otras adaptaciones adecuadas.

Además, su médico también puede recetarle medicamentos que no interfieran con su desempeño. Pueden proporcionarle medicamentos y tratamientos que no solo aliviarán el dolor de las tensiones repetitivas, sino que también garantizarán que permanezca seguro y concentrado en el trabajo.

Adopte mejores prácticas laborales

Las enfermedades relacionadas con el trabajo pueden afectar la forma en que hace las cosas en el trabajo. Puede obstaculizar su capacidad para operar maquinaria o impedirle realizar tareas cruciales. La adaptación de mejores prácticas laborales puede evitar que su enfermedad relacionada con el trabajo empeore.

Para aquellos que están constantemente expuestos a sustancias nocivas y entornos de trabajo riesgosos, el uso de EPP puede mantenerlo a salvo. El personal de la oficina puede beneficiarse de un programa de ergonomía que reduce la incidencia de afecciones musculoesqueléticas.

Los programas de bienestar mental también pueden ayudar a controlar la depresión y la ansiedad entre los empleados. El asesoramiento, el ejercicio y otras actividades útiles alivian los síntomas y mejoran las condiciones del lugar de trabajo.

Es mejor aprovechar todos los programas de su empresa. Si su lugar de trabajo no tiene ninguno, puede enviar sus sugerencias a su departamento de recursos humanos.

Practica el cuidado personal

Su médico y su empresa solo pueden llegar a proporcionarle el apoyo financiero y psicológico adecuado. Su actitud y hábitos determinarán qué tan bien maneja su enfermedad relacionada con el trabajo al final del día.

Asegúrese de seguir las reglas básicas de cuidado personal para mantenerse al tanto de su condición. Duerme ocho horas, come sano y relájate. También es útil que los demás sepan cómo se siente y qué pueden hacer para ayudarlo. Informe a sus familiares, amigos e incluso a sus compañeros de trabajo sobre su afección. Su amor y apoyo pueden ayudarlo a superar sus problemas de salud.

Conclusión

Las enfermedades relacionadas con el trabajo pueden ser devastadoras. Puede cambiar su forma de trabajar y su forma de vivir. Saber cómo manejar su enfermedad comienza con informar a sus superiores sobre su condición. Los beneficios médicos pueden sostener su tratamiento, mientras que la adaptación en el lugar de trabajo le permite volver al trabajo sin agravar su problema. El cuidado personal también es imprescindible, junto con el apoyo de sus seres queridos.


Todo esto puede ayudarlo a manejar las enfermedades relacionadas con el trabajo y a superar sus desafíos.