packagingnewsonline.com
July 31, 2021

El accidente que se llevó a un joven Stevie Ray Vaughan

Comenzaba la década del ’90. MC Hammer con “U can’t touch this” dominaba las programaciones radiales del mundo. Consigo con ello, la música con baterías programadas iba adquiriendo mayor popularidad, amasada en gran parte en los ’80.

¿Y qué pasaba con los que tocaban “instrumentos de verdad”? The Beatles y Led Zeppelin sufrieron pérdidas sensibles en sus formaciones, Queen viviría pronto algo similar con Freddie Mercury. ¿Alguien que se preocupara de las guitarras, de la escuela más antigua, por llamarla así de alguna forma? Gary Moore estaba por un lado. Y por otro, Stevie Ray Vaughan.

https://www.youtube.com/watch?v=FtdEb08eEQU

El guitarrista estadounidense (nacido el 3 de octubre de 1954), que desarrolló gran parte de su carrera junto a la banda Double Trouble, en ese momento ya tenía cuatro álbumes de estudio publicados. Además, acumulaba más de 800 presentaciones en vivo, deslumbrando en ellas con su talento en la Fender Stratocaster “Number One”, su guitarra principal.

1990 se desenvolvía normal para Stevie Ray Vaughan y compañía. Ya a mitad de año se acercaban a los 50 shows en vivo, considerando que tocaron entre 86 a 153 veces por año, desde 1983 (de acuerdo al portal especializado Setlist.fm). De hecho, en paralelo preparaba junto a su hermano Jimmie Estilo familiar, su primer álbum en conjunto. Con motivo de tener material de promoción, grabaron una entrevista en julio. Ahí mencionaron a BB King, Muddy Waters, Buddy Guy y Albert King como sus héroes de la guitarra.

https://www.youtube.com/watch?v=HreLyJN2A1Q

Tras un break pequeño en agosto, retomaron las presentaciones: primero una en Wisconsin y luego dos en Michigan, los días 24, 25 y 26 de dicho mes. Las jornadas en este último estado guardaban algo particular: SRV y Double Trouble fueron los elegidos para abrir los shows de Eric Clapton en un anfiteatro llamado Alpine Valley. Junto a ellos Robert Cray y su banda también estarían en el escenario.

La biografía Texas Flood: La historia interna de Stevie Ray Vaughan (Alan Paul y Andy Delort) repasa la carrera del guitarrista nacido en Dallas y dedica un apartado a esos shows. “La primera noche en Alpine Valley estuve ahí mirando el show y fue genial verlos a todos. Realmente pienso que Stevie fue quizá el mejor guitarrista de la historia y él lo demostró esa noche. Estuvo más mágico que nunca”, recuerda Bonnie Raitt, amigo de Vaughan, en el libro.

Albert King, BB King, Eric Clapton y Stevie Ray Vaughan.

El 25 de agosto SRV tocó doce canciones, repasando covers de Stevie Wonder y Buddy Guy, cerrando con “Voodoo Child (Slight Return)” de Jimi Hendrix. Clapton, por su parte, tuvo un repertorio de quince temas, concluyendo la performance con Jeff Healey en el escenario.

Aquella época parecía dorada para Stevie Ray Vaughan. Llevaba varios años limpio, tras haber estado al borde de la muerte por consumo excesivo de drogas y alcohol a mediados de los ’80. Por lo mismo, el show del día siguiente debía mantener el gran nivel que venía demostrando. O superarlo. Y así fue.

Su hermano Jimmie recuerda en Inundación de Texas que “en el segundo show, Stevie fue irreal. Estaba en otro plano y todos lo notamos. Fue uno de esos conciertos donde no puedes creer lo que estás escuchando de un artista. Todos estaban contentos y vitoreando, llevándolo a él también a otro nivel”.

Aquel show tuvo una lista de canciones similar a la del día anterior, con leves cambios. Eric Clapton, en tanto, tenía más que mostrar. Tras tocar 15 canciones, repertorio que incluyó material de Cream, Clapton dio paso a la número 16 de una forma especial: “Me presento para unirme, realmente, a los mejores guitarristas del mundo: Buddy Guy, Stevie Ray Vaughan, Robert Cray, Jimmie Vaughan”. El cuarteto de músicos más la banda de Eric Clapton cerró con “Sweet Home Chicago”. Curiosa elección, pues aquella canción terminaría se transformándose, lamentablemente, en una especie de premonición de mal gusto.

Más sobre Stevie Ray Vaughan

“Me puse al frente para presenciar el jam y estuvo maravilloso. La ejecución de Stevie estuvo magnífica a través del aire. Él estaba en su elemento (aire), tocando tan bien como yo nunca lo había escuchado”, recuerda Reese Wynans, tecladista de Double Trouble.

https://www.youtube.com/watch?v=4qQp48F2t7A

Después de aquellos memorables shows, los músicos, personal, técnicos y cercanos que los acompañaban debían partir precisamente a Chicago. Stevie Ray Vaughan sugirió previamente a su manager, Alex Hodges, considerar la opción de volver por tierra. Finalmente, lo hicieron vía helicóptero.

Connie Vaughan, esposa de Jimmie, recuerda que la niebla comenzó a aparecer tras los conciertos. “Me acerqué a los pilotos y dije ‘esto se ve muy mal’, y tres de ellos dijeron ‘Cariño, no te preocupes. Estuvimos en Vietnam; podemos sacarte de todo’. Pero un piloto estaba parado a un lado con los brazos cruzados y no dijo nada. No parecía muy feliz, y no estaba hablando con los otros pilotos”, relató en Inundación de Texas.

Ese piloto reacio era Jeffrey Brown. Su misión era trasladar en un helicóptero Bell 206B JetRanger a Stevie Ray Vaughan y a miembros del equipo de Clapton: Bobby Brooks, Nigel Browne y Colin Smythe. Pese al panorama adverso, Brown despegó cerca de las 12:50 de la madrugada del 27 de agosto. Con suerte, alcanzó a recorrer un kilómetro con los pasajeros, cuando se estrelló en las cercanías de un centro de ski. Todos murieron en el lugar.

Cuatro días tras la tragedia, los restos del músico fueron incinerados. Stevie Wonder estuvo presente en la ceremonia, donde cantó “The Lord’s prayer”, canción que él mismo interpretó años más tarde en el funeral de Aretha Franklin.

La segunda noche en Michigan tuvo una conversación muy especial entre SRV y Chris Layton, baterista de Double Trouble. Según recuerda este último, el guitarrista le contaba con entusiasmo sobre las grabaciones que estaba realizando con su hermano. Y aunque aún no salía oficialmente el producto de las sesiones de grabación, Stevie ya estaba conceptualizando en su mente lo que llevaría un próximo álbum. Trompetas y conjuntos de cuerdas eran parte de su noción, ampliando la búsqueda en el sonido que venía arrastrando.

Finalmente, el trabajo de estudio de los hermanos Vaughan vio la luz el 25 de septiembre de 1990 bajo el nombre de Estilo familiar.

Poco más de un año de ocurrido el accidente, precisamente en octubre de 1991, Eric Clapton fue entrevistado por Rolling Stone. Ahí ahondó en lo ocurrido con quien compartió escenario en Michigan. “Lo peor para mí fue que Stevie Ray había estado sobrio durante tres años y estaba en su apogeo. Cuando tocó esa noche, nos tenía a todos de pie con la boca abierta. Robert Cray, Jimmie Vaughan, Buddy Guy miraban asombrados. No había nadie mejor que él en este planeta. Realmente increíble”, recordó Clapton.

“La muerte de mi hijo y la muerte de Stevie Ray me enseñaron que la vida es muy frágil y que si te dan otras 24 horas es una bendición. Esa es la mejor forma de verlo”, cerró el intérprete de “Tears in heaven”.