September 22, 2021

Qué fue de Lenny Kravitz: de su ‘trío’ con Lisa Bonet y Jason Momoa a una isla paradisíaca

Nacido en Nueva York, Leonard Albert Kravitz (57 años) creció en el seno de una familia inmersa en el mundo del espectáculo. Su madre, una reconocida actriz de origen bahameño, Roxie Roker, y su padre, Sy Kravitz, promotor de jazz y productor televisivo, se encargaron de que Lenny explorara sus talentos musicales desde muy pequeño. Una faceta que terminó de pulir ya en Los Ángeles, donde la familia se trasladó por motivos laborales.

La música siempre estuvo presente en la vida del artista y la influencia de Prince se dejó notar en los primeros estadios de su carrera cuando se hacía llamar Romeo Azul. Pero apareció en su vida Lisa Bonet, con quien estuvo casada cuatro años (1987-1991), que fue decisiva tanto a nivel personal, es madre de su única hija -Zoë Kravitz-, como a nivel profesional, ya que le ayudó a despojarse de ese envoltorio más cercano al pop y al R&B y a profundizar en sus raíces más roqueras.

No en vano, Lenny Kravitz, como reconoce en una entrevista reciente con Men’s Health, descubre en su etapa en secundaria el álbum ‘Black dog’ de Led Zeppelin. “Me abrió un mundo completamente nuevo en sonido, actitud, música, composición y guitarra“. Y no es que Romeo Blue fuera un desastre, de hecho rechazó importantes ofertas, es que simplemente no sintió que ese fuera el camino.

Lisa Bonet y Jason Momoa

Su explosión definitiva llegó en 1989 con ‘Let Love Rule’, su debut discográfico con Virgin, en el que su todavía mujer le ayuda a componer la letra de dos temas. Y a diferencia de lo que pudiera parecer, casi 30 años después de separarse, su relación es excelente. Incluso con su actual marido, el actor Jason Momoa.

“¿Pero en cuanto a Jason y yo? Literalmente, en el momento en que nos conocimos, pensamos: ‘Oh, sí. Amo a este tipo’”


Lenny Kravitz

La gente no puede creer lo unidos que estamos Jason y yo, o lo unido que todavía estoy a la madre de Zoë, cómo nos relacionamos todos. Lo hacemos simplemente porque eso es lo que hay que hacer. Dejas que el amor gobierne, ¿verdad? Quiero decir, obviamente, después de una ruptura, se necesita algo de trabajo y tiempo, sanación y reflexión, etcétera. ¿Pero en cuanto a Jason y yo? Literalmente, en el momento en que nos conocimos, pensamos: ‘Oh, sí. Amo a este tipo’”, asegura.

En cualquier caso, a partir de ‘Let Love Rule’ se suceden los éxitos y su condición de sex symbol crece exponencialmente. ‘Mamá dijo ‘(1991),’ Vas a seguir mi camino ‘(1993),’ Circo ‘(1995) o’ 5 ‘(1998) contienen alguno de los temas más escuchados del rock en los últimos 30 años. Y Lenny Kravitz, confirma su estatus de icono musical con infinidad de premios y colaboraciones musicales al más alto nivel con artistas como Madonna, Slash, Aerosmith, Jay-Z, o Mick Jagger, entre otros.

Incluso el cine le abre sus puertas y aparece en cintas que incluyen éxitos ligeros como Zoolander (2001), películas ganadoras de un Oscar como Precioso (2009) o éxitos de taquilla como Los juegos del hambre (2012 y 2013). Una época en la que Lenny Kravitz explota su magnetismo hasta cotas insospechadas.

Cierto es que a nivel musical se produce un estancamiento en los últimos años. Sus discos no obtienen tanta repercusión y él mismo reduce la cantidad. En su primera etapa, hasta 2001, publica 6 álbumes mientras que a partir de ahí lanza cinco en 15 años, el último ‘Raise vibration’ en 2018.

Soledad en el paraíso

Lo que nos lleva a la actualidad. ¿Qué hace Lenny Kravitz? Pues el músico, como al mundo entero, le sorprendió la pandemia a punto de embarcarse en una gira de conciertos en Australia y Nueva Zelanda, en primer lugar, para después recorrer buena parte de Europa, pero en cambio a principios de marzo de 2020, Kravitz dejó su casa de París – un inmueble de la década de 1920 en el exclusivo distrito 16- y tomó un vuelo a las Bahamas, pensando que pasaría unos días en su retiro familiar en la isla de Eleuthera hasta que las cosas volvieron a la normalidad. De hecho su equipaje ya había salido para Australia y aterrizó en las islas con una bolsa de fin de semana con la que ha estado viviendo durante meses junto a dos perros.

“Cuando estoy aquí, vivo de manera muy sencilla. Es maravilloso darse cuenta de lo que no necesitas”


Lenny Kravitz

“He estado aquí tanto tiempo solo, que estoy empezando a escuchar voces”, señalaba el músico en octubre. “Cuando estoy aquí, vivo de manera muy sencilla. Es maravilloso darse cuenta de lo que no necesitas. Si tengo que quedarme aquí otros cinco meses, cinco años, estoy bien”, que aprovechó su estancia para hacer las cosas que ama: tocar la guitarra, cultivar un pequeño huerto o mantenerse en forma entre cocoteros y playas paradisiacas.

Y también aprovechó el tiempo para darle las últimas pinceladas a un libro autobiográfico titulado como su primer gran éxito, ‘Let Love Rules’, que se centra en sus inicios y que el artista describe como “una enorme sesión de terapia”. Y es que transita por algunos territorios quebradizos de su infancia, como la complicada relación con su padre, o la búsqueda de su ‘yo’ como músico.

Así, a falta de retomar la gira que la COVID-19 interrumpió y más de un año después de su último tema publicado (Ride), Lenny Kravitz está en ese punto de su vida en el que vive cada momento como si estuviera en Eleuthera. No tiene prisa por dar el siguiente paso. Y no tiene porqué ser el más obvio.

De hecho, está previsto que en 2022 llegue su nueva incursión en el cine gracias Casamiento a la fuerza, película producida por Ryan Reynolds y dirigida por Jason Moor, en la que el músico compartirá cartel con Jennifer Lopez y Josh Duhamel. Quizá no es el guión preestablecido, pero Kravitz nunca fue de hacer lo que de él se espera. Su camino está más ligado a lo que espera él de sí mismo.