September 27, 2021

De estreno: Miss Raisa

«Cuando escribo cualquiera de mis letras es porque hay algo que me afecta personalmente, por eso digo que mi música es bastante real»

Hace un año y medio que descubrió que la música es el canal perfecto para transmitir lo que siente y se abrazó al hip hop y al rap. Hoy conocemos a Miss Raisa, inmersa ya en la preparación de su primer trabajo discográfico.

Texto: EFE EME.
Fotos: CLAUDIA LÓPEZ. 



Se llama Imane Raissali, pero en la industria musical se la conoce como Miss Raisa. Nació en Marruecos hace veinticuatro años y lleva diecieséis en nuestro país, ahora mismo instalada en Barcelona. Estudiante de Psicología, empezó en la música hace un año y medio y ahora prepara su debut discográfico, respaldada por un amplio seguimiento en las redes sociales, donde empezó a hacer camino para saltar al circuito profesional. Entre sus próximas citas en directo, un concierto en Fuenlabrada (Madrid), en el C.M. La Pollina, el próximo viernes 6 de agosto.

¿De dónde vienes física y musicalmente hablando?
Vengo de Marruecos. Llegué a España cuando tenía ocho años, por lo tanto llevo casi toda la vida aquí. Musicalmente siempre he estado dentro de la cultura hip hop y el rap. Era una persona muy tímida con mucho miedo a exponerme, sin embargo ahora mismo me da igual lo que digan de mí. Me basta con saber que hago música con dignidad y seguridad. Disfruto mucho haciéndolo.

¿Cómo nace tu proyecto musical?
Nace de una necesidad de expresarme, de hablar y de conseguir que mi voz se escuche. Desde niña he sido muy tímida. Tenía muchas emociones, pero tenía que callarme todo lo que pasaba por mi cabeza porque no encontraba el entorno apropiado para expresarme. En un momento dado, me dije: «Voy a escribir para mí, tengo la necesidad de escucharme». Empecé a conocerme a través de mis canciones, aunque debo reconocer que mis primeras letras eran una caca. Sin embargo, en ese momento eran buenas porque al menos sirvieron para verbalizar mis emociones. Con el tiempo empecé a sentirme bien por dar forma a mis sentimientos, y me dije: «Me gusta este camino». Al principio hacía música en el ámbito privado, pero hace año y medio he decidido saltar a la escena pública. Esto tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Hay gente que juzga tu talento, pero hay otros que me juzgan como ser humano. Pese a todo, exponerme públicamente me ha traído más cosas buenas que malas.

¿Podrías describirnos tu sonido?
Siempre digo que mi sonido es muy auténtico y personal. Lo considero natural, sin filtros, aunque soy muy educada [ríe]. Cuando escribo cualquiera de mis letras es porque hay algo que me afecta personalmente, por eso digo que mi música es bastante real.

¿Cuáles son tus influencias musicales?
La primera música que escuché era la música del Bronx, tipo gangsta, muy de la calle. No pegaba para nada que una pequeñaja como yo escuchara este tipo de música. Cuando empecé a entender lo que estaba escuchando me marcó enormemente el rapero español Nach, cuyas letras filosóficas son enormes. Su rap te hace pensar. Su libro de poesía Hambriento conecta muchísimo conmigo. Sí, Nach es un gran referente para mí.

¿Cómo definirías tus canciones?
No me da vergüenza decir que soy una novata e inexperta en esto. A veces hago música sin pensar y otras veces lo medito mucho, pero cuando estoy escribiendo cualquiera de mis letras, fluyo. Debo reconocer que me da un poco de repelús [rie] escuchar algunas de mis primeras letras en la actualidad. Pienso que ahora haría textos mejor estructurados, con frases más cortas… Pero creo que lo que hice al principio era perfecto para aquella fase de mi vida. Estoy muy feliz porque voy consiguiendo que mi música vaya evolucionando con mi autoexigencia. Mis canciones son como bebés, perfectas en su tiempo y en su estructura.

Tu música suena o te gustaría que sonara como…
Como música real e influyente desde el punto de vista positivo. Mi intención es que mis letras gusten a la gente y que sepan que son auténticas. Yo soy una persona muy natural y mi música también lo es. Para mí la definición de rap la dijo Nach en una de sus canciones: revolución, actitud y poesía.

Tus letras son combativas. ¿Tú también lo eres?
Soy reivindicativa. Esa es la palabra. A mí no me gusta que se me etiquete en ningún colectivo o en ninguna comunidad. Soy musulmana, sí, pero soy muchísimas más cosas. Soy música, soy catalana… Los que me ven solo como una mujer musulmana, como una mujer con velo, solo me reducen a una cosa muy pequeñita. Y no me gusta. El tema de los estereotipos y prejuicios me genera mucha rabia porque te limitan. Hago todo lo que me apetece en cada momento siendo una persona respetuosa y educada. Tengo dos bloques de odiadores: aquellos que son musulmanes y me critican por no ser la musulmana típica y aquellos que son racistas conmigo, que me mandan a mi país como si este no fuera el mío. Los dos bloques me dan pena, porque son pobres mentales y solo se quedan con una sola cosa. Yo me he criado entre dos culturas y tradiciones y me gustan las dos. Defiendo la libertad de hacer lo que a cada uno le apetezca, como le apetezca y con quien te apetezca. Yo llevo siempre la bandera de dejar a la gente que viva en paz.

¿Qué discos sueles escuchar en el coche?
La verdad es que tengo una gran ensalada en el Spotify. Tengo, por ejemplo, una carpeta de flamenco y otra de salsa. Escucho mogollón a Estopa, a veces a Bob Marley cuando estoy en la ducha o cuando estoy volviendo a casa en el coche. Cuando hago trabajos de psicología, por ejemplo, me pongo música clásica. Soy de las que piensa que cada momento tiene su música. Soy rapera, mi género favorito es el hip hop, pero conocer otros estilos ayuda a crecer.

¿Prefieres el estudio o la música en directo?
Reconozco que me pongo muy nerviosa antes de los conciertos. Siempre pienso que me voy a olvidar la letra [ríe]. A pesar de esos nervios, disfruto mucho de los directos entre otras cosas porque me gusta hacer el tonto sobre el escenario. Disfruto durante el concierto y también después del show. Los directos son el momento de conexión entre el público y yo.

¿A quién te gustaría telonear?
Si pudiera viajar en el tiempo me gustaría telonear a Queen. Soy superfán de ellos y de Freddie Mercury, que tenía un gran parecido con mi padre. De los músicos de ahora me gustaría telonear a Nach, el Chollín o Sara Socas, con la que estoy compartiendo escenario ahora. En realidad me gustaría telonear a muchas personas.

¿Qué proyectos tienes para este año?
Estoy trabajando en un disco, mi primer disco. Tengo una gran ilusión por poder sacarlo, pero también soy consciente de que es una gran responsabilidad.

Tienes cincuenta palabras para vender tu música. ¡Adelante!
Soy una pésima comercial [ríe]. Sin embargo, soy buena gente, hago las cosas con ilusión y con amor. Mi música está hecha con amor. Por fin he logrado, a través de la música, la herramienta perfecta para contar cosas. No tengo por qué convencer a nadie para que me escuche, pero sí que les diría que a través de mi música se encontrarán con un pedacito de mí.

Anterior De estreno: Malva.