September 23, 2021

Demolerán antigua mansión de Miami Beach de la que Phil Collins echó a su ex

La exmansión se verá reducida a los escombros en unas semanas.

Foto: Elsa / Getty Images / Google Maps

La famosa mansión que Phil Collins tenía en el área de Miami Beach volvió a ser noticia hace unas horas, al darse a conocer que sus nuevos propietarios, Thoma y Katy Bravo, no la compraron para habitarla, sino que lo hicieron para demolerla y construir otro proyecto en su lugar.

El inmueble, por el que los Bravo pagaron $39,250,000 de dólares y por el que Phil sostuvo una desgastante batalla legal con Orianne Cevey, su ex, está en espera de la luz verde por parte de las autoridades para ser reducido a los escombros, pues aún se desconoce si aprobarán la casa de dos pisos que se planea edificar en el lugar.

De acuerdo al Miami Herald, que fue el medio de que dio a conocer la noticia, en el próximo mes de septiembre el Miami Beach Design Review Board podría dar su dictamen sobre el proyecto arquitectónico, por lo que hasta entonces sabremos si es o no viable.

En caso de recibir el aval de las autoridades, la nueva casa estaría conformada por cinco recámaras, cinco baños, vestíbulo, cocina, comedor, sala de estar, sala principal, sala de televisión, sala de juegos, sala de cine, bar, dos oficinas, entre otras habitaciones.

Al exterior, en su lote de 1.2 acres, se incorporaría un garaje de dos pisos, dormitorios para los empleados, una casa de huéspedes de dos pisos, un gimnasio, un spa, terraza, comedor al aire libre, área de barbacoa, piscina, dos estanques koi y muelle.

Además de estas mejoras en el área de jardín, los Bravo también tendrían contemplado convertir sus áreas verdes en un auténtico paraíso tropical con la plantación de los más diversos árboles que llevarán a sus residentes a sentirse en alguna isla del Caribe.

¿Cómo es la casa que demolerán?

La vivienda fue construida en 1929 y adquirida por el baterista, en junio de 2015, tras desembolsar $33,000,000 de dólares.

Tiene una extensión de 12,153 pies cuadrados y cuenta con siete recámaras, 9.5 baños, cocina, comedor, sala de estar, sala principal, sala de televisión, cava de vino, ascensor, garaje para tres vehículos, entre otras habitaciones.

Se ubica en un terreno de 1.2 acres, por lo que cuenta con extensas áreas verdes, piscina, spa, cocina exterior, cabaña, estanque y muelle hacia la Bahía de Biscayne.

Hasta el 2005 perteneció a JLo, quien se la vendió a Mark Gainor, un hombre de negocios, por $13.9 millones de dólares.

Sigue leyendo:

Así es la increíble mansión de $70 millones que The Weeknd compró en Bel Air

Así es la lujosa mansión de Beverly Hills que se compró Sofia Richie a su 22 añitos

Así es la mansión que vende Sylvester Stallone, pero que nadie quiere por su estratosférico precio

Muestran en video la casa por la que Laura Bozzo iría a prisión tras venderla ilegalmente

.