September 22, 2021

Coldplay: El adiós a la vida de Frida Kahlo y la lucha por la libertad de Delacroix en ‘Viva la vida’ | LOS40 Classic

Para hacer Viva la vida, Coldplay se inspiró en Frida Kahlo y en Delacroix. No fue una elección gratuita. Ambos artistas, a los que separaban más de un siglo y 9.000 kilómetros, conjugaban la lucha por la libertad o la pasión por la vida. La canción de la banda inglesa, que algunos consideran un himno motivacional, se convirtió en la más radiada en Europa en 2008, fue nº1 en muchos países, como Reino Unido o Estados Unidos, y supuso el estreno de Coldplay en puesto líder de LOS40 entre el 13 y el 26 de Diciembre de 2008. Hace ahora 12 años.

En Marzo de 2007, coincidiendo con el 30º cumpleaños de Chris Martin, Coldplay visitó México para presentar en directo su álbum X&Y con un par de conciertos en el Auditorio Nacional. Durante su estancia en la ciudad, la banda se desplazó al barrio de Coyoacán para visitar la emblemática Casa Azul, en la que nació y murió Frida Kahlo, convertida en museo desde 1958. Fue entonces cuando Martin conoció la historia de la pintora mexicana y quedó impactado con su vida y con Viva la Vida

‘Viva la vida’ fue el ‘Adiós a la vida’ de Frida Khalo

La historia de Frida Kahlo, fascinante y terrible a la vez, estuvo marcada por el dolor, pero también por sus ganas de vivir. A los 6 años contrajo poliomelitis, a los 18 sufrió un accidente que le provocó, entre otras cosas, la rotura de su columna vertebral, además de la clavícula y varias costillas. Su vida fue, desde entonces, un ‘via crucis’ por hospitales y mesas de quirófano. En 1953, le amputaron la pierna derecha a la altura de la rodilla por culpa de la gangrena. Su salud empeoró. Nunca llegó a recuperarse. Ocho días antes de morir, cogió el pincel y escribió con letras mayúsculas VIVA LA VIDA – Coyoacán 1954 – México. Curiosamente, lo hizo sobre una de las rajas de sandía de un óleo del género ‘naturaleza muerta’. Ese Viva la Vida fue en realidad su Adiós a la Vida. Su testamento.

A Chris Martin, le impresionó tanto la valentía de ese gesto que decidió inmortalizarlo en el cuarto álbum del grupo: “Atravesó por un montón de mierda, por supuesto, y entonces empezó a hacer un gran cuadro en su casa que dice ‘Viva la Vida’. Simplemente, adoro el coraje de todo ello”. En su entrevista para la revista Rolling Stone, el cantante de Coldplay explicaba: “Por supuesto, Frida Kahlo no es el primer nombre que le viene a la mayoría de la gente cuando escucha la frase. Todo el mundo piensa que procede de Ricky Martin, lo que es estupendo. Siento absoluto respeto”.

Delacroix creó el símbolo universal de la lucha por la libertad

Pero el de Frida Kahlo no es el único guiño artístico de Coldplay en su cuarto trabajo. Tanto en la portada, como en los dos videoclips que el grupo grabó para el single Viva la vida, aparece la pintura de eugene Delacroix, La libertad guiando al pueblo, de 1830. De México a Francia. Del Museo Frida Kahlo en Coyoacán al Museo del Louvre en París. 124 años antes de que la mexicana se despidiera con un himno a la vida (Viva la vida) en su emblemático óleo, Delacroix plasmó en un lienzo lo que se considera un símbolo universal de la lucha por la libertad.

‘La libertad guiando al pueblo’, lienzo que inspiró a Coldplay para su disco / Leemage / Corbis a través de Getty Images

Aunque siempre se ha utilizado como imagen de la Revolución Francesa de 1789 (en la que se decapitó a Luis XVI) los expertos en arte aseguran que la obra de Delacroix refleja la Revolución de Julio de 1830. Parisinos de diversas clases sociales salieron a la calle y levantaron barricadas para protestar por los decretos firmados por el rey Carlos X que, entre otras cosas, instauraban la censura de prensa. El artista fue testigo de esas revueltas, aunque no participó en ellas. Lo que sí hizo fue coger los pinceles y plasmar lo que vio. “No he luchado por mi país, al menos pintaré por él”, escribió a su hermano Charles en una carta.

Arte por encargo

Coldplay siempre ha cuidado con detalle y se ha involucrado en el arte de sus portadas. El envoltorio de su música es importante porque de un vistazo transmite el estilo y la atmósfera de lo que guarda el interior. En Viva la vida, la portada ya estaba hecha. Solo tuvieron que añadir el título con una tipografía que imitaba brochazos de pintura. Pero no es lo habitual.



Coldplay durante el tour ‘Viva la vida’ en Toronto / George Pimentel / WireImage

Así por ejemplo, en Mylo Xyloto (2011), el grupo recurrió al arte urbano. Su carátula está basada en los grafitis del artista inglés Paris, quien desarrolló un estilo distintivo y futurista mediante la combinación de colores vívidos. Los componentes de Coldplay también participaron en la elaboración del grafiti.

En el caso de Historias de fantasmas (2014), las alas de ángel de la portada son una creación de la artista checa Míla Fürstová. Es una combinación de arte medieval con arte contemporáneo. La de Una cabeza llena de sueños (2015) es de la artista y diseñadora gráfica argentina Pilar Zeta: un collage colorido con fotografías de los componentes del grupo cuando eran niños, dibujos de sus hijos… y en el centro, los 19 círculos simétricos de la flor de la vida. Tanto Míla como Pilar contaron que, para la elaboración de su trabajo, se mantuvieron en contacto permanente con Chris Martin e intercambiaron ideas.

Si nos remontamos a los primeros discos la agrupación inglesa, la portada de Paracaídas (2000) es una fotografía de un globo terráqueo tomada con una cámara Kodak que costó 10 libras. El de Una oleada de sangre a la cabeza (2002) es un diseño del fotógrafo noruego Sølve Sundsbø, en el que se muestra el hombro de una mujer y la mitad de su cabeza. La portada de X&Y (2005) está compuesta por bloques de colores que combinados revelan un código secreto.

Y para La vida cotidiana (2019), Coldplay volvió a llamar a Pilar Zeta. Según explicaba Will Champion en LOS40: “Es una foto muy antigua de la banda de música que tenía el bisabuelo de nuestro guitarrista, Johnny. La banda era de principios del siglo XX, así que cogimos una foto del grupo y pusimos nuestras caras sobre las suyas”.