January 16, 2022

Billy Preston, quinto Beatle, brilla en The Beatles Get Back

“La mejor banda de jazz que he visto en mi vida es la banda de Ray Charles. Billy Preston es demasiado”, le dice George Harrison en el primer episodio de la miniserie documental de Peter Jackson Los Beatles vuelven a John Lennon, Paul McCartney y Ringo Starr. “Os gustaría si lo vierais. Billy toca el piano con el grupo. Luego tiene su parte en la que canta, baila y toca el órgano solo y luego sale Ray Charles. Es mejor que Ray Charles, realmente… es demasiado. Porque toca el órgano genial. Ray Charles ya no se molesta en tocar el órgano. Se lo dejaré al chaval, a Billy. Es demasiado”, sigue. George Harrison había visto, junto a su amigo Eric Clapton, al músico texano Billy Preston (2 de septiembre de 1946 – 6 de junio de 2006) en el Festival Hall. “Cuando fui con Eric Clapton a ver a Ray Charles tocar en el Festival Hall, antes de que llegara Ray, había un tipo en el escenario tocando el órgano, bailando y cantando Alma doble O. Pensar, ese tipo me resulta familiar, pero parecía más grande de lo que recordaba. Después de un tiempo, Ray entró y la banda tocó algunas canciones y luego volvió a presentar… ¡Billy Preston! Ray dijo: “Desde que escuché tocar a Billy, ya no toco el órgano, se lo dejo a él”. Pensé: ‘¡Es Billy!’. Desde la última vez que lo vimos en Hamburgo en 1962, cuando era un niño pequeño, había crecido hasta medir un metro ochenta”, contó George Harrison en Antología.

Michael Putland

Billy Preston conoció a The Beatles cuando estaba de gira con la banda de Little Richard en 1962. En ese momento, The Beatles eran solo los teloneros y Preston tenía solo 16 años, otro niño prodigio como lo habían sido ellos. Harrison llamó a Preston para la grabación de Deja que sea no solo por su talento, sino también para que su personalidad ejerciera de bálsamo para calmar los ánimos de la banda y hacer que se comportaran en todo momento en el estudio. No puedes sacar los pies fuera del tiesto cuando hay alguien con tanto talento en la sala que no es de la familia. El documental de Peter Jackson, por supuesto, no cuenta nada nuevo, pero ver a Billy Preston en acción durante las grabaciones tiene un efecto tranquilizador en el espectador y demuestra su influencia en el disco y en los músicos. Del 22 al 31 de enero de 1969, Preston ejerció su magia tocando su piano eléctrico Fender Rhodes y un órgano Lowrey DSO Heritage y haciendo sugerencias aquí y allá y, sobre todo, sonriendo. Hay que verlo para entenderlo.

Todo el mundo recuerda a Preston junto a The Beatles durante su actuación de 42 minutos en la azotea de Apple, el 30 de enero de 1969, la última actuación pública de la banda, pero la magia de verdad está en estos ensayos.

Durante la grabación de Deja que sea, Lennon llegó incluso a estar a favor de convertir a Preston en miembro de pleno derecho de la banda, pero McCartney, que no dudaba de su talento, no estaba de acuerdo, alegando que si ya era difícil poner de acuerdo a cuatro, imagínate a cinco (entre líneas se podía leer que no tenía mucho sentido ya que la banda estaba a punto de separarse). El caso es que volvieron a llamarle para el álbum Abbey Road, que aunque se grabó después que Deja que sea, se publicó antes. Porque Billy Preston también tocó en Abbey Road: aunque no aparece acreditado, trabajó en Te quiero (ella es tan pesada) y Alguna cosa. En abril de 1969, en el single Volver sí fue acreditado como “The Beatles with Billy Preston”, al igual que en la cara B del disco en No me defraudes.

Preston firmó con Apple Records en 1969 y lanzó el álbum Esa es la forma en que Dios lo planeó. La canción principal, que produjo George Harrison, fue lanzada como single. Así que Preston, sí, es lo más parecido a un quinto Beatle.

Harrison y Preston colaborarían luego en varios álbumes del ex-Beatle, incluido el tema Mi dulce Señor. Preston también trabajó con John Lennon y Ringo Starr, al poco de separarse The Beatles. Entre 1971, Preston comenzó a colaborar con The Rolling Stones, con los que actuó y grabó entre 1971 y 1977. La década de los 80 fue un período negro en su carrera, luchando contra su adicción al alcohol y la cocaína. En los 90, rehabilitado, trabajó con Eric Clapton y Ringo Starr.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero y se importa a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Es posible que pueda encontrar más información sobre este y contenido similar en piano.io