December 8, 2021

Lady Gaga y Tony Bennett, estrellas del Festival de Cap Roig

Será el 10 de julio la fecha en que comenzará una nueva edición del festival de Cap Roig, y lo hará acogiendo un concierto de Sting, al que le seguirán dieciocho más, entre los que destaca el que ofrecerán siete días más tarde Lady Gaga y Tony Bennett. El programa del festival de Calella de Palafrugell, que se prolongará hasta el 16 de agosto, volverá a apostar esencialmente por nombres del pop español y, en menor medida, del catalán.

Entre los primeros se incluyen Rosario, Antonio Orozco, Gemeliers (una de las sensaciones indiscutibles de la temporada), Bustamante, Miguel Bosé, Pablo Alborán, Julieta Venegas (mexicana pero inscribible en esta amplia escena estilística), Macaco y, en la clausura del ciclo, Alejandro Sanz. A este listado se le suma el integrado por Els Amics de les Arts y dos veladas protagonizadas por Mishima y Joan Miquel Oliver, y por Núria Graham y Blaumut. El espectacular apartado internacional anglosajón –que en la edición del pasado año contó con la presencia de Elton John, Placebo, Pet Shop Boys, Bryan Adams, Barbara Hendricks y James Blunt- se completará con las actuaciones de Ben Harper (11 julio) y Passenger (5 agosto).

Las tres últimas citas que completan el cartel del festival dirigido por Juliu Guiu (máximo responsable de Clipper’s Live) y patrocinado por La Caixa, son las ocupadas por dos espectáculos dirigidos al público infantil y otra a la música coral, en donde cantará la formación vocal Deudeveu.

Las dos presencias más llamativas por su dimensión serán los conciertos de Sting y del peculiar dueto formado por Stefani Germanotta y Anthony Benedetto, es decir, Lady Gaga y Tony Bennett. El primero estará realizado un amplia gira por escenarios europeos en la que ofrece un repaso de sus grandes éxitos; en España, de momento, ya tiene cerrados veladas en A Coruña, Córdoba y, ahora, Cap Roig. Por su parte, la heterodoxa pareja artística italo-estadounidense comenzó a finales del pasado año en Las Vegas una gira intermitente por Norteamérica y Europa, motivada por el lanzamiento de su álbum conjunto “Cheek to cheek”, en donde reviven algunos “standards” y composiciones de Irving Berlin, Cole Porter o Duke Ellington. En cualquier caso, un material radicalmente alejado del que Lady Gaga tenía acostumbrada a su afición, como el que ofreció en su actuación en el barcelonés Palau Sant Jordi el pasado noviembre en su Artpop Ball Tour.

Relacionadas