January 19, 2022

Por qué la moda sigue recurriendo a la década de los 70 una y otra vez

Para entender por qué la de los 70 es la década más influyente en la industria de la moda, hay que abrir bien los ojos y llevar la mirada un poquito más atrás, a los años 60, para comprender el legado social y cultural que reciben de dicha década. Considerada además por muchos como la más elegante, de ahí que los creadores beban de sus influencias de forma recurrente.

Del cabello a las pestañas, la belleza de Twiggy. (Getty)

Solo en Estados Unidos, nación dominante en todos los sentidos en la sociedad occidental de la segunda mitad del siglo XX, se produce un terremoto social durante los años 60 que culmina a finales de la década y comienzos de la siguiente. El zenit del conflicto racial en Estados Unidos con el asesinato de Martín Luther King el 4 de abril del 68; la fase final de la guerra de Vietnam que coincide con un aumento de las protestas sociales —la Convención Nacional Demócrata de Chicago donde suceden los incidentes que dan lugar al famoso juicio de los 7 de Chicago tiene lugar en 1968 y el fin del conflicto bélico en 1973—; la carrera espacial; el legado de Woodstock, fuente de inspiración a nivel creativo todavía en la actualidad; o el auge del movimiento feminista con personajes icónicos como Gloria Steinem que toma protagonismo mediático ya en los 70 liderando la ratificación de la Enmienda de Igualdad Derechos y el contramovimiento conservador encabezado en Estados Unidos por otra mujer, Phillis Schlaffy, son algunos de los fenómenos sociales más destacados de la época sin salir del país de las barras y las estrellas. Porque hay más, mucho más de hecho, también en Europa. Sirvan como ejemplo las protestas estudiantiles de mayo del 69 con París como foco principal.

Por qué el maquillaje retro de los años 70 vuelve a estar de moda (entre centennials)

Margarita Velasco

Todos estos episodios sociales de la historia contemporánea occidental han sido reflejados con mayor o menor éxito ya en este siglo por la industria audiovisual en numerosas ocasiones, algunas de ellos recientemente, tanto en el cine, con la nominada al Oscar ‘El juicio a los 7 de Chicago’, dirigida por Aaron Sorkin, o formato por capítulos, como la miniserie ‘Mrs. América’, protagonizada por Cate Blanchett. Parece que no, pero la influencia de la televisión sigue plenamente vigente en la actualidad y esto también retroalimenta esa necesidad permanente de la moda de volver una y otra vez a los años 70.

‘Señora. America’. (Hulu)

El inabarcable contexto social

Como es costumbre a lo largo de toda la historia, no solo de la reciente, este clima agitado se traduce en un tsunami cultural, el mejor pulso para comprender la dinámica social con la que el calendario alcanza la década de los 70: el panorama cultural es algo así como el cielo en las noches de verano con lluvia de perseidas. La pintura de Rothko, que además se suicida en su estudio de Nueva York en febrero de 1970; la revolución en la moda iniciada en los 60 con prendas icónicas como la minifalda o el esmoquin femenino de Yves Saint Laurent, predecesor del primer auge de la incursión de la moda masculina en el vestuario femenino que culminará a finales de los 70 en los looks que luce Diane Keaton en la icónica ‘Annie Hall’, de Woody Allen; la que para muchos es la edad dorada del rock —The Rolling Stones o el fenómeno The Beatles, que publican su último disco, ‘Let it be’, en 1970— y la influencia del sonido Motown —The Supremes y el icono Diana Ross—; la influencia del cine europeo de finales de los 60 con divas como Brigitte Bardot o Catherine Deneuve o Claudia Cardinale… Y un largo etcétera.

La actriz Brigitte Bardot, en ‘La noche que cayó el cielo’, 1958. (Foto AP)

Como has comprobado, bien avanzada la pieza apenas hemos tocado de refilón la moda todavía. El motivo es que no se puede entender la influencia del estilo de los 70 en el último medio siglo de la industria textil sin comprender que la moda de dicha época es un compendio de influencias sociales y culturales prácticamente inabarcables. Es un momento de la historia en el que empiezan a tener voz distintos colectivos sociales, y la cultura y el arte, de los que forma parte la moda, son vehículos de comunicación muy potentes de su mensaje reivindicativo.

No solo porque llega a la calle de forma directa y se expande con el simple movimiento de quien luce unas tendencias u otras, sino también porque los referentes femeninos que distribuyen de forma masiva ese mensaje afloran a uno y otro lado del Atlántico: Jackie Kennedy, Bianca Jagger, Raffaela Carrà, Jane Birkin, Jean Shrimpton, Catherine Deneuve, Diane von Fürstenberg, Farrah Fawcett, Brigitte Bardot o las citadas anteriormente Diana Ross y Diane Keaton son algunos de los iconos femeninos que reflejan, cada una con su identidad propia, esa riqueza propia de la moda de los 70 que también es apreciable en la naturaleza de las tendencias y prendas que dejó para la historia esta época.

Woody Allen y Diane Keaton como Annie Hall (Getty Images / Silver Screen Collection)

Haz la prueba y di de carrerilla aquellas que te vengan a la cabeza: el estilo hippy y sus estampados florales y coloridos, además de los míticos pantalones de campana, el patchwork, el crochet en particular y los bordados en general, el wrap dress, las siluetas anchas y holgadas reflejadas en prendas concretas como el pantalón de pata de elefante, el traje de chaqueta, el auge del denim, los vestidos túnica, la confirmación de la minifalda, las botas altas de tacón cuadrado, el charol, la psicodelia, el talle alto, incluso los lunares y los cuadros. ¡Puro eclecticismo!

Foto: La reina Letizia posee unos cuantos wrap dresses en su vestidor. (Limited Pictures)
Wrap dress: descubre la magia que esconde el vestido que estiliza a todas

Paula Mata

En definitiva, la coexistencia natural, pacífica incluso, de influencias sociales y artísticas protagonistas enriqueció a la moda, que probablemente jamás ha dispuesto de tal diversidad hasta el momento presente, en el cual los códigos y los límites se han difuminado casi por completo. Sin embargo, a diferencia de la vuelta a los 70, o de la vuelta a los 90 del último lustro, el valor diferencial de la moda de los 70 es que construye entonces su legado propio, cosa que todavía está por ver si lo conseguirá la moda del siglo XXI, que una y otra vez vuelve a llevar la mirada a cómo vestíamos hace 50 años.