September 26, 2021

100.000 niños en Tigray en riesgo de muerte por desnutrición: UNICEF – Problemas mundiales

El acontecimiento se produce cuando UNICEF anunció que había llegado recientemente a zonas de Tigray que antes eran inaccesibles debido a la inseguridad vinculada a casi nueve meses de conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los leales al Frente de Liberación del Pueblo de Tigray, o TPLF.

Peores miedos

La portavoz de UNICEF, Marixie Mercado, dijo en una conferencia de la ONU en Ginebra que los peores temores de los trabajadores humanitarios sobre la salud y el bienestar de los niños se han hecho realidad.

Las evaluaciones también indican que el 47% de las mujeres embarazadas y que amamantan padecen desnutrición aguda, lo que sugiere que podrían enfrentar más complicaciones relacionadas con el embarazo, un mayor riesgo de muerte materna durante el parto y el parto de bebés con bajo peso al nacer, que son mucho más propensos a enfermedad y muerte.

Necesitamos acceso sin restricciones a Tigray y a través de la región.n, con el fin de brindar el apoyo que los niños y las mujeres necesitan con urgencia “, dijo. para un mayor acceso en Tigray.

Se acerca el convoy de ayuda

Mientras tanto, el portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Tomson Phiri, dijo que un convoy de más de 200 camiones se dirigía a Tigray, pero “esto es una gota en el océano”. Se necesitan al menos 100 camiones todos los días “si queremos tener la oportunidad de revertir la situación catastrófica”.

Los últimos datos de la ONU indican que los socios humanitarios han llegado a casi 3,7 millones de personas. Pero el La respuesta de ayuda se ha visto ralentizada por la interrupción de los servicios de comunicaciones y los cortes de energía generalizados..

Un desafío adicional es el hecho de que el movimiento de equipos de ayuda y suministros solo es posible a través de una ruta, a través de la región de Afar, que requiere pasar por múltiples puntos de control, donde el personal humanitario ha sido interrogado, intimidado y en algunos casos detenido, según el Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Peligro extremo

El entorno operativo en Tigray también sigue siendo extremadamente peligroso, dijo el portavoz Jens Laerke, y señaló que al menos 12 trabajadores humanitarios habían sido asesinados hasta la fecha, incluido el 24 de junio, cuando tres miembros del personal de Médicos sin Fronteras fueron asesinados.

La financiación humanitaria también sigue siendo un problema importante, ya que todavía se necesitan más de 430 millones de dólares para financiar la respuesta de ayuda en Tigray hasta finales de año.

En un llamamiento a todas las partes en el conflicto, el Sr. Laerke les instó a mantener abiertas las rutas de entrada a Tigray, para evitar pérdidas de vidas a gran escala, antes de pedir al Gobierno de Etiopía que permita a los trabajadores humanitarios traer equipos de comunicaciones adicionales, así como como proporcionar visas más largas para el personal de las ONG.

© UNICEF / Mulugeta Ayene

Un niño de un año recibe tratamiento por desnutrición en un centro de salud en la región de Tigray, en el norte de Etiopía.

Llamada de permisos

La ONU necesita “equipo de comunicaciones crítico y visas a más largo plazo para el personal de las ONG” para su operación de ayuda en Tigray, continuó el Sr. Laerke.

Según OCHA, 5,2 millones de personas, alrededor del 90 por ciento de la población, ahora necesitan asistencia humanitaria que les salve vidas y cientos de miles se enfrentan a condiciones similares a las de una hambruna.

El Sr. Laerke explicó que el conflicto en Tigray había comenzado a mitad de la temporada de cosecha en noviembre de 2020, cuando una cuarta parte de las cosechas ya había sido arruinada por enjambres de langostas.

Más del 90 por ciento de lo que quedó de la cosecha fue luego saqueado, quemado o aplastado, por lo que es fundamental que los agricultores reciban ahora las herramientas, la asistencia y el acceso que necesitan para sembrar sus cultivos, agregó.

Trauma de supervivientes

Hablando de su propia experiencia reciente en la región, la Sra. Mercado de UNICEF señaló que una joven sobreviviente de agresión sexual le dijo que “vio cómo mataban a su abuela, varios hombres la violaron y vio cómo arrojaban a su bebé de nueve meses alrededor de otros hombres ”.

Un médico de un centro de referencia apoyado por UNICEF en Mekelle le dijo que le había impresionado el hecho de que en muchos casos no era la agresión en sí misma, sino el daño psicológico que inflige a los niños, las mujeres y el personal de salud, lo que más difícil de soportar.

.