September 23, 2021

La agencia de migración de la ONU lanza un llamamiento de $ 15 millones para Haití – Global Issues

Los fondos se utilizarán para ayudar a las autoridades haitianas con vivienda, albergue temporal, apoyo de salud mental y prevención del COVID-19 tras el desastre, que dejó 2.207 muertos y más de 12.000 heridos, según cifras oficiales. Casi 53.000 edificios se derrumbaron, mientras que otros 77.000 resultaron gravemente dañados.

“Solo durante los primeros meses, necesitamos al menos $ 15 millones para brindar apoyo a la vivienda, ayudar a los haitianos afectados a regresar a sus hogares y garantizar que tengan los medios esenciales para la subsistencia”.dijo Federica Cecchet, Jefa Adjunta de Misión de la OIM en Haití.

Asesoramiento y apoyo

El terremoto de magnitud 7,2 se produjo el 14 de agosto, la última crisis en una nación donde casi la mitad de la población, o 4,4 millones de personas, ya tenían dificultades para comer lo suficiente. Días después, le siguió la tormenta tropical Grace, que trajo fuertes lluvias, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

Solo 48 horas después del terremoto, la OIM había establecido bases en cada una de las áreas más afectadas. La agencia ahora tiene centros adicionales en las ciudades de Jérémie, Les Cayes y Miragoane.

La OIM está utilizando imágenes satelitales para analizar las evaluaciones de daños y ha distribuido miles de láminas de plástico, kits de higiene, mantas, bidones plegables y utensilios de cocina para que las familias afectadas puedan mantener unas condiciones de vida mínimas. Un equipo de ingenieros también está apoyando el trabajo de evaluación estructural en los municipios afectados.

Al subrayar que la gestión de la información también era una prioridad, la Sra. Cecchet dijo que los fondos de la apelación también se utilizarían para generar información oportuna y precisa sobre las personas desplazadas en los departamentos de Sud, Grand’Anse y Nippes.

Priorizar la salud mental

Mientras tanto, un equipo de la OIM está rastreando el movimiento y las necesidades de las poblaciones afectadas y mapeando las condiciones en los refugios, en un esfuerzo por facilitar la programación humanitaria y priorizar las tareas llevadas a cabo por los socios de ayuda, como la selección de beneficiarios, la planificación logística y la identificación de necesidades específicas de aquellos. en situaciones vulnerables.

La OIM también desea brindar atención de salud mental y apoyo psicosocial a las familias, con especial énfasis en las mujeres y las niñas. Psicólogos capacitados en Protección contra la Explotación y el Abuso Sexual (PSEA) estarán disponibles en el lugar, y la OIM también establecerá una línea directa gratuita para quienes no puedan recibir o acceder directamente a la asistencia.

Dado que la inseguridad ha obstaculizado la entrega de ayuda a algunas comunidades afectadas, la agencia planea implementar lo que llamó “iniciativas sostenibles impulsadas localmente” para garantizar que el apoyo llegue a quienes más lo necesitan.

De pie en solidaridad

“El enfoque de estabilización de la comunidad de la OIM enfatiza la flexibilidad y la capacidad de respuesta a las necesidades cambiantes”, dijo la Sra. Cecchet. “El dinero por trabajo también ha demostrado ser efectivo durante una crisis, sentando las bases para soluciones duraderas y contribuyendo a la estabilización de la comunidad”, agregó.

El viernes pasado, la subsecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, concluyó una misión de dos días a Haití, donde quedó impresionada por la “increíble capacidad de recuperación” de su pueblo.

La Sra. Mohammed también reiteró el apoyo de la ONU al país y dijo: “Estamos aquí en solidaridad con Haití y estamos asombrados por el increíble trabajo que las autoridades nacionales y las agencias de la ONU están haciendo para ayudar en estos tiempos difíciles”.

.