September 21, 2021

Incluso cuando se cierra el Congreso de la UICN, el debate sobre la conservación se intensifica: problemas mundiales

Protesta contra el plan de conservación 30X30 en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN, Marsella, Francia. Crédito: Survival International
  • por Manipadma Jena (Marsella, Francia)
  • Servicio Inter Press

Se espera que este llamado debate ’30X30′ se intensifique en la conferencia de biodiversidad de la ONU en China el próximo abril. Los grupos de pueblos indígenas dicen que la conservación tiene que reconocer sus derechos a la tierra, los territorios, los mares costeros y los recursos naturales. Algunos activistas argumentan que la “conservación de la fortaleza” no era más que colonialismo con otra apariencia.

El fracaso del mundo en lograr cualquiera de los objetivos globales de proteger, conservar y restaurar la naturaleza para 2020 ha sido alarmante. En Kunming, China, 190 gobiernos se reunirán en abril de 2022 después de un formato virtual en octubre de este año, para finalizar el Marco de Biodiversidad Global Post-2020 de la ONU.

El borrador del Marco publicado en julio tiene como objetivo establecer un ‘mundo que viva en armonía con la naturaleza’ para 2050 protegiendo al menos el 30 por ciento del planeta y colocando al menos el 20 por ciento en restauración para 2030.

El Manifiesto de Marsella, la declaración final del Congreso Mundial de la Naturaleza en Marsella del 4 al 10 de septiembre de 2021, brinda una mayor visibilidad a los pueblos indígenas al “comprometerse con una red de conservación ambiciosa, interconectada y efectiva, basada en el sitio que represente todas las áreas de importancia para la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas es fundamental. Dicha red debe reconocer los roles y la custodia de los pueblos indígenas y las comunidades locales ”.

“El Congreso implora a los gobiernos que establezcan áreas protegidas ambiciosas y otras metas de medidas de conservación basadas en áreas, pidiendo que al menos el 30% del planeta esté protegido para el 2030. Las metas deben basarse en la ciencia más reciente e incluir derechos, incluido Free Prior Informed Consentimiento – como se establece en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. La UICN debe impulsar la agencia de los pueblos indígenas y las comunidades locales ”, insta además el manifiesto.

La membresía de la UICN asciende actualmente a 1 500 e incluye 91 Estados, 212 agencias gubernamentales, 1 213 ONG, 23 organizaciones de pueblos indígenas y 52 miembros afiliados.

Los pueblos indígenas (PI) exigen ante todo “el reconocimiento seguro y el respeto de los derechos indígenas colectivos y la gobernanza de las tierras, territorios, aguas, mares costeros y recursos naturales”.

Los miembros de la organización de pueblos indígenas de la UICN que abarcan seis continentes se unieron, desarrollaron la ‘agenda indígena global’ y la presentaron en su propia cumbre, el primer evento de este tipo en cualquier Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN.

Su objetivo era unir las voces de los pueblos indígenas de todo el mundo para crear conciencia de que se requieren ‘medidas mejoradas’ para proteger los derechos de los pueblos indígenas y sus roles como administradores de la naturaleza.

Otros activistas adoptan una postura más dura.

“El plan 30×30 no es más que una apropiación masiva de tierras”, dijo a IPS Sophie Grig, oficial senior de investigación y defensa de Survival International, por teléfono desde la sede de la organización sin fines de lucro en Londres.

“No es más que un sonoro, mentiras verdes. La historia ha demostrado que las promesas se hacen, pero gradualmente, la vida de los habitantes de los bosques se vuelve imposible hasta que finalmente son desalojados de sus hogares generacionales de siglos. ¿Los desalojan por qué? Para animales y turistas. No vemos señales reales de que esto vaya a cambiar “.

Survival International y otras entidades activistas organizaron el congreso “Our Land Our Nature” un día antes de que comenzara el congreso de la UICN. Pidieron que se “descolonizara” la conservación.

“La conservación de las fortalezas viola los derechos humanos y no protege la naturaleza. Los impactos devastadores de la conservación de fortalezas en los pueblos indígenas, las comunidades locales, los campesinos, las mujeres rurales y la juventud rural han generado beneficios limitados para la naturaleza ”, dijo David R. Boyd, relator especial de la ONU sobre derechos humanos y medio ambiente, en un informe de política de agosto. justo antes del Congreso de la UICN.

Poner fin a la actual crisis de la biodiversidad requerirá un “enfoque transformador” de lo que implica la conservación, quién califica como conservacionista y cómo se diseñan e implementan los esfuerzos de conservación ”, dijo Boyd.

Los estudios han demostrado que los pueblos indígenas, que comprenden solo el 5% de la población mundial, contribuyen significativamente a su diversidad ambiental, ya que más del 80% de la biodiversidad restante del mundo se encuentra dentro de sus tierras.

El debate sobre el tema se estaba volviendo global. En un foro en línea coincidente pero separado de la cumbre de pueblos indígenas de la UICN, las mujeres indígenas, muchas del sudeste asiático, enfatizaron que “no es suficiente que los forasteros simplemente observen las prácticas indígenas y luego intenten volver a aplicarlas en otros contextos”.

Las voces nativas deben estar en el “centro de la conversación, no relegadas a los márgenes”.

El conocimiento ecológico tradicional no es solo un concepto teórico. Es una “ciencia nativa”, un conocimiento aplicado acumulado por los pueblos indígenas durante miles de años y más efectivo para abordar los desafíos del cambio climático y la biodiversidad porque se basa en la aceptación de que “todos los organismos vivos son interdependientes”, dijeron.

La Agenda de los pueblos indígenas en Marsella también hace un llamado a la comunidad global, desde los estados hasta el sector privado, la comunidad de ONG conservacionistas, el financiamiento de la conservación y la academia, a participar en esfuerzos conjuntos específicos con ellos, tales como “diseñar iniciativas conjuntas y colaborar en oportunidades de inversión . “

“Nuestros objetivos globales de proteger la tierra y conservar la biodiversidad no pueden tener éxito sin el liderazgo, el apoyo y la asociación de los pueblos indígenas”, dijo Bruno Oberle, Director General de la UICN al comienzo del Congreso.

“Entonces, ¿la inversión en esta duplicación de las áreas de conservación, o al menos parte del dinero, irá directamente a los pueblos indígenas?” preguntaron a los manifestantes en el Congreso “descolonizar la conservación”.

“No es probable”, dijo Grig de Survival, “la conservación de la fortaleza es el modelo de conservación racista y colonial promovido por gobiernos, corporaciones y grandes ONG conservacionistas”.

“El plan 30X30 parece un proceso simple e indoloro, pero no lo es para las comunidades indígenas. Es simplemente un plan que les permite en el norte global continuar quemando combustibles fósiles y consumiendo de manera insostenible ”, agregó Grig.

Los indígenas fueron claros en sus demandas. Su Agenda y Plan de Acción exige: “Como pueblos indígenas de todo el mundo, pedimos un entorno equitativo para el reconocimiento de los pueblos indígenas para prosperar como líderes, innovadores y contribuyentes clave a la conservación de la naturaleza”.

Queda por ver hasta qué punto las palabras y promesas de los organismos internacionales de financiación y políticas se traducen en acciones sobre este tema polémico y crítico en 2022.

Siga @IPSNewsUNBureau
Siga a IPS New UN Bureau en Instagram

© Inter Press Service (2021) – Todos los derechos reservadosFuente original: Inter Press Service

.