September 24, 2021

Miriam Sylla, máxima física: curiosidad por la capitana italiana de voleibol femenino

La capitana del equipo de voleibol femenino italiano Miriam Sylla prefiere ensaladas y legumbres, pero se entrega a algunos dulces. Y en el gimnasio ella es fiel al deber

Lucía Resta

Miriam Sulla es capaz de marcar la diferencia tanto desde el campo como desde el banquillo, animando a sus compañeros, porque un personaje es un arena como las suyas son más singulares que raras y no es casualidad que, a pesar de no tener el cargo de asegurado, fuera elegida como capitana de la selección italiana de voleibol femenino. A los 26 tiene ya ganó todo, sólo le falta una medalla olímpica, ese sueño que cultiva con todos sus compañeros y del que, sin embargo, prefieren no hablar abiertamente por superstición.

Miriam Sylla está a la altura

Miriam ingresó a la selección absoluta a una edad muy temprana, después de haber realizado todo el proceso en equipos juveniles nacionales, también bronce en el Campeonato de Europa Sub 19 en 2012. Y con el maillot azul ya ha ganado medallas muy importantes como laplata mundial en 2018, el bronce europeo en 2019 y la plata en el Gran Premio del Mundo en 2017. En definitiva, ya ha subido a los podios de las competiciones más importantes excepto una y está trabajando duro estos días para poder subirse a eso también. .

A nivel club, en cambio, ya lo ha ganado todo: dos campeonatos, tres copas de Italia y tantas Supercopas, un Mundial de Clubes y una Champions League, casi todos con Conegliano, el equipo que lleva dominando el voleibol femenino en los últimos años y al que llegó en 2018, demostrando ser uno de los peones fundamentales de los numerosos triunfos de Panteras.

Miriam mide 1,84 m de altura pero dijo que últimamente se ha sentido un poco baja porque sus compañeros miden casi todos 1,90 de estatura. Ella, por supuesto, es una capitana a la altura de la ocasión y no solo porque tiene el coraje de teñirse el pelo de azul cuando afronta una competición importante con la Selección, sino por el puesto que logra dar a sus compañeras, por la compromiso que pone en el campo y por la potencia y precisión de sus tiros.

La hermandad con Paola Egonu

Tanto dentro como fuera del campo, Miriam Silla y Paola Egonu son casi inseparables, por eso se definen más que amigas, prácticamente hermanas. Su amistad también es un elemento importante para los equipos de los que forman parte, tanto Conegliano como la selección nacional. Se conocen y juegan juntos desde la infancia y son un símbolo del equipo de Davide Mazzanti repetidamente referido como multiétnico. Pero en realidad es un equipo de chicas italianas que, como dijo la propia Miriam, ciertamente no se quedan allí por la noche en la habitación para mirar la diferencia en el color de su piel.

Miriam Sylla, entrenamientos y dieta

Miriam suele publicar fotos de sus entrenamientos y lo que come en su página de Instagram, muchas veces en colaboración con patrocinadores que la han elegido precisamente porque tiene una imagen limpia y cruda. Sylla a menudo entrena en el gimnasio con pesas, porque el poder y la fuerza es una de sus características más importantes. En la mesa, en cambio, prefiere la ligereza y por tanto sí a las ensaladas con pollo y pasta con legumbres, aunque a veces se permite enloquecer con una crema proteica de avellana y canela o tortitas.

La importancia de su familia

Para Miriam Sylla, los compañeros de equipo son su segunda familia, pero obviamente también tiene un vínculo muy fuerte. con su hermana y hermano y con su papá. Lamentablemente tuvieron que afrontar un gran dolor hace unos años, la pérdida de su madre a causa de una grave enfermedad. Miriam se aferró a su familia y la recordó varias veces Su madre en las redes sociales con fotos de cuando todavía la mecía cuando era bebé.

.