September 22, 2021

Tres beneficios para la salud comprobados de la práctica curativa de la siesta

Siesta de mediodía: beneficios y errores comunes

Para algunos, la siesta es una costumbre pasada de moda; para otros, una siesta rápida es la mejor manera de recargar rápidamente sus baterías. Pero, ¿qué dicen las investigaciones sobre el sueño sobre las siestas? Se cree que se han demostrado algunos beneficios para la salud. Pero algunos errores típicos pueden anular la relajación esperada. La fatiga crónica también puede indicar trastornos o enfermedades del sueño.

Dr. Michelle Drerup es psicóloga y especialista en trastornos del sueño en la reconocida Cleveland Clinic (EE. UU.). En un artículo actual de la institución, explica los beneficios comprobados de la “siesta energética”. El término en inglés básicamente oculta la buena siesta de los tiempos de sueño.

Enérgico y relajado durmiendo la siesta

Si te quedaste atascado transmitiendo tu serie favorita por la noche o simplemente dormiste mal, puedes esperar un rendimiento reducido al día siguiente. Muchas personas intentan reducir la fatiga con café y despertares similares. Pero según el psicólogo, existe una manera simple y saludable de darle un nuevo impulso al día. “Tomar una siesta puede hacer que se sienta con más energía, alerta y relajado”, dice Drerup.

Esto no solo beneficia a las personas que sufren de insomnio. Una siesta por la tarde también puede traer beneficios para la salud de otras personas. ¿Qué se puede esperar de las siestas energéticas?

1. Mejorar el rendimiento

Como el Dr. Drerup explica que tomar una siesta corta puede reducir la fatiga, mejorar el tiempo de reacción y aumentar el estado de alerta. El psicólogo cita varios estudios que han demostrado que después de una siesta, se incrementó el estado de alerta, se aceleró el tiempo de reacción y se mejoró el pensamiento lógico.

2. Mejora la memoria

Tomar una siesta también puede ser útil para aprender nuevas habilidades. Las investigaciones ya han demostrado que las personas pueden recordar mejor las nuevas tareas después de una breve siesta. Un estudio mostró que las personas que tomaron una siesta de una hora fueron más capaces de recordar información nueva que las personas que tomaron el mismo período de descanso antes de la prueba o estudiaron para la prueba. De los tres grupos, los que durmieron recordaron mejor la información una semana después.

3. Reducir la frustración y el estrés

Según el Dr. Drerup también puede ayudar a aliviar el estrés y ponerlo de mal humor. Las investigaciones han demostrado que las personas son menos impulsivas después de una siesta por la tarde y pueden lidiar mejor con las frustraciones.

Reglas para la siesta perfecta por la tarde

Pero no todas las siestas son igualmente efectivas, advierte el experto en trastornos del sueño. Algunas siestas son más útiles que otras. Dr. Drerup explica lo que debe tener en cuenta al tomar una siesta para que pueda comenzar relajado.

No pellizques por mucho tiempo

Un sprint de siesta es mejor que un maratón de siesta por la tarde, enfatiza el psicólogo. Muchas personas que toman una siesta por la tarde la hacen demasiado larga. Las siestas cortas son las más relajantes. “Para la mayoría de las personas, una siesta de 15 a 30 minutos es la mejor estrategia”, aconseja el Dr. Drerup. Eso es lo suficientemente largo para sentirse renovado, pero no tanto como para entrar en etapas de sueño más profundas o perder el impulso de sueño durante la noche siguiente.

Evite la lentitud

Con las siestas largas, existe el riesgo de que se sienta más cansado al despertar que antes. Según el especialista en trastornos del sueño, esto se debe a lo que se conoce como indolencia del sueño. Esto ocurre cuando nos despertamos del sueño durante una fase de sueño profundo.

Además, tomar una siesta demasiado prolongada puede reducir la presión del sueño, lo que dificulta conciliar el sueño por la noche. Luego te duermes más tarde y te despiertas cansado al día siguiente: un verdadero círculo vicioso.

Consejos para la siesta de la tarde

“No es necesario tomar una siesta todos los días para obtener los beneficios”, explica el Dr. Drerup. En los días en que se puede configurar, una siesta rápida puede ser un estímulo bienvenido. Además, es normal que nos sintamos perezosos por la tarde. Esto se debe al ritmo natural del día. Un buen momento para una siesta corta es especialmente cuando se siente desconcentrado e improductivo.

¿Cuándo es el mejor momento para tomar una siesta?

También se deben evitar las siestas cortas poco antes de acostarse. Según el experto en trastornos del sueño, esto puede alterar el sueño nocturno. “Si está despierto a las horas habituales, trate de evitar las siestas pasadas las 2 o 3 de la tarde”, aconseja la psicóloga.

Sin embargo, hay una excepción: “Si trabaja en turnos, una siesta antes del inicio del turno puede ayudarlo a mantenerse despierto”, dice el Dr. Drerup. Del mismo modo, tomar una siesta antes de un viaje largo puede ayudar a garantizar que no se quede dormido mientras conduce y que se mantenga concentrado.

Según el experto, algunas personas son naturalmente más capaces de conciliar el sueño a la luz del día. A medida que las personas envejecen, las siestas suelen resultar más útiles. “A medida que envejecemos, nuestro sueño se vuelve más fácil y nos despertamos con más frecuencia por la noche”, explica el Dr. Drerup. Por lo tanto, una siesta por la tarde puede resultar especialmente útil para los adultos mayores.

La fatiga constante puede indicar enfermedad

Si una persona no logra pasar un día completo sin dormir una siesta, puede ser una señal de un problema de salud. “Las siestas largas y frecuentes durante el día podrían ser un indicio de un trastorno del sueño o algún otro problema médico”, enfatiza el Dr. Drerup. En este caso, se debe buscar consejo médico. Para obtener más información, consulte el artículo: “Fatiga crónica: causas y tratamiento”. (vb)

Información sobre el autor y la fuente

Este texto cumple con los requisitos de la literatura médica especializada, las guías médicas y los estudios actuales y ha sido revisado por profesionales médicos.

Autor:

Diploma-Editor (FH) Volker Blasek

Nota IMPORTANTE:
Este artículo es solo para orientación general y no está destinado a ser utilizado para el autodiagnóstico o el autotratamiento. No puede sustituir una visita al médico.

.