October 18, 2021

Near Space Labs cierra la Serie A de $ 13 millones para enviar más robots de imágenes de la Tierra a la estratosfera – TechCrunch

El costo decreciente del lanzamiento y una gran cantidad de otras innovaciones tecnológicas han provocado un renacimiento en la inteligencia geoespacial, con múltiples startups que apuntan a capturar imágenes de la Tierra de mayor calidad y frecuencia que nunca antes.

La mayoría de estas nuevas empresas, sin embargo, se centran en el uso de satélites para recopilar datos. No es así para Near Space Labs, una empresa de cuatro años que, en cambio, tiene como objetivo recopilar inteligencia geoespacial de la estratosfera, utilizando pequeños robots autónomos impulsados ​​por viento conectados a globos meteorológicos. La compañía ha llamado a su plataforma “Swifty” y cada una es capaz de alcanzar altitudes entre 60,000 y 85,000 pies y capturar 400-1,000 kilómetros cuadrados de imágenes por vuelo.

La empresa fue fundada en 2017 por Rema Matevosyan, Ignasi Lluch y Albert Caubet. Matevosyan, quien es matemática aplicada de formación y anteriormente trabajó como programadora, hizo su maestría en Moscú. Allí, comenzó a investigar en ingeniería de sistemas para sistemas aeroespaciales y también voló globos meteorológicos para probar hardware aeroespacial. “Hizo clic en que podemos volar globos comercialmente y ofrecer una experiencia mucho mejor a los clientes que con cualquier otra alternativa”, dijo a TechCrunch en una entrevista reciente.

Cuatro años después del lanzamiento, la compañía ha cerrado una ronda Serie A de $ 13 millones liderada por Crosslink Capital, con la participación de Toyota Ventures y los inversores existentes Leadout Capital y Wireframe Ventures. Near Space Labs también anunció que el socio de Crosslink, Phil Boyer, se ha unido a su junta.

Near Space, que tiene sus oficinas centrales en Brooklyn y Barcelona, ​​España, se centra principalmente en áreas urbanizadas donde el cambio ocurre muy rápidamente. Los dispositivos robóticos que se adhieren a los globos se fabrican en el taller de la compañía en Brooklyn, que luego se envían a sitios de lanzamiento en todo el país. El CTO y el ingeniero jefe de la empresa tienen su sede en Barcelona, ​​por lo que la I + D de hardware se lleva a cabo allí, explicó Matevosyan.

Actualmente, la empresa tiene ocho Swifes en funcionamiento. Vende los datos que recopila y ha desarrollado una API a través de la cual los clientes pueden acceder a los datos a través de un modelo de suscripción. La compañía no necesita tener sitios de lanzamiento específicos, Matevosyan dijo que Swifties puede lanzarse desde “cualquier lugar y en cualquier momento”, pero la compañía trabaja en conjunto con la Administración Federal de Aviación y el control del tráfico aéreo.

La principal propuesta de valor del Swifty frente al satélite, según Matevosyan, es la resolución: de la estratosfera, la empresa puede recopilar “resoluciones que son 50 veces mejores que las que obtendría de un satélite”, dijo. “Podemos proporcionar una cobertura persistente y casi en tiempo real de áreas de interés que cambian muy rápidamente, incluidas las grandes áreas metropolitanas”. Además, dijo que Near Space puede iterar su tecnología rápidamente usando el modelo “plug-and-play” de Swifties, mientras que no es tan fácil agregar un nuevo sensor a una flota de satélites que ya está en órbita.

Fundadores de Near Space Labs (de izquierda a derecha): Ignasi Lluch, Rema Matevosyan y Albert Caubet. Créditos de imagen: Laboratorios espaciales cercanos (Se abre en una nueva ventana)

Near Space ha reservado más de 540 vuelos hasta 2022. Si bien los clientes pagan por los vuelos, los datos generados de cada viaje no son exclusivos, por lo que los datos se pueden vender una y otra vez. De cara al futuro, la compañía utilizará los fondos para expandir su presencia geográfica y atraer un montón de nuevas contrataciones. El objetivo, según Matevosyan, es democratizar el acceso a la inteligencia geoespacial, no solo para los clientes, sino también para los desarrolladores. “Creemos en oportunidades diversas, equitativas e inclusivas en las imágenes aeroespaciales y terrestres”, dijo.