November 26, 2021

Un oasis de felicidad local

Samil se convirtió ayer en la playa conocida, un oasis de felicidad para los jugadores del Volei Praia Vigo que, en su arena habitual de juego, en el punto en el que disputaron mil y un partidos y, sobre todo, un millón de pachangas, rozaron el pleno de victorias. Los deportistas locales metieron a cinco de sus jugadores en lo alto del podio del torneo +Deporte Atlántico, que se disputó ayer en Samil. Participaron un total de 51 parejas, que cubrieron 11 horas de juego.

Precisamente, en la categoría masculina se vivió el único resbalón de los jugadores locales porque la victoria recayó en el vigués Álex Rodríguez, que formó pareja con el pontevedrés Renzo Gutiérrez. Eso sí, el duelo por el título resultó el más emocionante entre todas las finales y la pelea se alargó punto a punto hasta el definitivo 22-20. Los campeones necesitaron un punto extra (ya que el set era a 21) para doblegar la resistencia de Adrián Pérez y Carlos Valverde, que lucharon para dar la victoria al club coorganizador del evento.  En todo caso, el enfrentamiento visto en las inmediaciones de la desembocadura del Lagares resultó uno de los de mayor calidad e incertidumbre de la jornada.

También se vivió un partido cargado de emoción en la categoría femenina entre dos parejas del Volei Praia Vigo. Aida Pérez y Yoli García se enfrentaron a Ana Fandiño y Carla Figueroa. Jugadoras acostumbradas a compartir colores sobre la arena y, también, en la pista por su paso por el Xuvenil de Teis y su inagotable cantera. En este caso, el enfrentamiento entre enemigas íntimas cayó del lado de Aída Pérez y Yoli García, que se impusieron por el escaso margen de tres puntos sobre sus oponentes (21-18).

Una victoria celebrada por el dúo, pero tampoco en demasía porque minutos después Pérez tenía el reto de convertirse en la particular reina de Samil y del Volei Praia Vigo. Se metió en la final del cuadro mixto, el más numeroso de la jornada, junto a Antonio Rivadulla. Al otro lado de la red se encontraron los pontevedreses Renzo Gutiérrez y Malena Valenzuela, con el primero también en la lucha por el doblete.

No obstante, esta final careció de la emoción de las anteriores. El dúo local obtuvo una victoria incontestable para delirio de los muchos jugadores de la entidad local convertidos en fans para el último duelo de la jornada. Jalearon los puntos que dieron el triunfo a Antonio Rivadulla y Aída Pérez por un claro 21-9. Un enfrentamiento que cerró el torneo +Deporte Atlántico en el que los jugadores locales rozaron el pleno.

Estos fueron los ganadores, pero la principal característica del evento estuvo en su carácter amateur y abierto a la participación de jugadores de diferentes niveles. Los hubo de gran calidad, como los triunfadores, pero también otros que acudieron a pasar la tarde con amigos y, en su caso, las victorias no resultaron tan habituales pero sí fueron muy celebradas. Incluso, cada punto que obtenían era una verdadera conquista mientras perfeccionaban su nivel de juego sobre la fina arena de Samil, un escenario óptimo para la práctica del voleibol playa.

Hoy, torneo 3×3

Si ayer se vivió una jornada lúdica y competitiva en Samil, la sesión de hoy se reserva al formato 3×3 con la presencia de 9 formaciones con 30 jugadores. Y, en este caso, todo indica que el carácter de diversión subirá un punto más. Habrá bromas, aplausos, alguna pifia y risas, pero que no estarán exentas de emoción y muchos momentos de espectáculo porque se vivirán casi siete horas de partidos hasta alcanzar las finales, de plata (18:20) y oro (18:40).

Óscar Mariño, 24 años/Javier Extremadura, 34 años.

Óscar: “Estaba nervioso y con adrenalina”

Óscar Mariño explicó tras ganar su encuentro que “me encontré nervioso y con esa adrenalina necesaria para poder hacer los puntos. Está siendo un torneo competitivo”, y también, “muy duro. Nunca vi algo tan duro”, añadió Javier Extremadura. Eso sí, la pareja contaba con un amplio grupo de seguidores. “Son amigos”, confesó Mariño.

Julio Villanueva,23 años/Iván Loroño, 21 años.

Julio: “Estamos verdes, venimos a pasarlo bien”

JulioVillanuevaIvanLoroo.jpg_web

“Llevamos dos o tres veranos yendo a jugar a voleibol a la playa con amigos del club y surgió el tema de ir a los torneos. Estamos ahí, intentándolo”, explicó Iván Loroño. Por su parte, Julio Villanueva, matizó que “todavía estamos un poco verdes y venimos a intentar pasarlo bien, que es lo importante”.

Carla Figueroa, 22 años/Ana Fandiño, 28 años.

Carla: “Venimos a adquirir sensaciones y aquí, en Samil, se está muy a gusto”

CarlaFigueroaAnaFandio.jpg_web

Ana Fandiño expresó que “comenzamos bien y estamos contentas con los resultados. Vinimos con la intención de estar en la parte alta”, mientras que Carla Figueroa añadió que “la idea es adquirir sensaciones hoy en este torneo que es amateur para, la próxima semana en Ourense, intentar hacerlo bien en el federado. Vengo de jugar un torneo en Riazor, con mucha piedras en la arena, y la verdad es que jugar en Samil da mucho gustito”.

Renzo Gutiérrez, 24 años.

“Es una buena organización, el torneo está bien”

RenzoGutirrez.jpg_web

Renzo Gutiérrez expresó que “el torneo va muy bien, con una buena organización y estamos disfrutando de este deporte que se vio perjudicado por la pandemia en 2020, pero el actual, mejor”. En su caso optó “por meterme en la categoría mixta y también en la masculina y lo llevo bien”.

Joao Marcelo, 30 años.

“El ambiente es bueno, la gente viene a pasarlo bien”

JoaoMarcelo.jpg_web

Joao Marcelo explicó que “el ambiente en este tipo de torneos amateur siempre es muy bueno, la gente viene a pasarlo bien. Cuando se acercan los partidos finales, se incrementa la competición”. Se anotó, ya que “nos apetecía dar un paseo y la playa está genial. Todo ayuda”.

Lola Morales, 13 años/Clara Marra, 13 años.

Lola: “Es la primera vez que jugaba en la arena y me gustó, para repetir”

LolaMoralesClaraMarra.jpg_web

“Empezamos un poco nerviosas porque es la primera vez que jugamos en la playa. El segundo ya nos fue mejor”, explicó Lola Morales. Por su parte, Clara Marra admitió que “queríamos venir para probar cómo se jugaba en la playa y nos gustó. Aunque a mí me gusta más jugar en pista porque te mueves más rápido y en la arena es más complicado”, mientras que Morales admitió que “la experiencia me gustó, para repetir”.

.